Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 2.190.000 resultados de búsqueda
  1. 1687 fue un año común comenzado en miércoles, según el ... Wikipedia® es una marca registrada de la Fundación Wikimedia, Inc., ...

  2. en.wikipedia.org › wiki › 16871687 - Wikipedia

    1687 was a common year starting on Wednesday of the Gregorian calendar and a common year starting on Saturday of the Julian calendar, the 1687th year of the Common Era (CE) and Anno Domini (AD) designations, the 687th year of the 2nd millennium, the 87th year of the 17th century, and the 8th year of the 1680s decade.

  3. ast.wikipedia.org › wiki › 16871687 - Wikipedia

    1687 (MDCLXXXVII) foi un añu común entamáu en miércoles del calendariu gregorianu, y un añu común entamáu en sábadu nel calendariu xulianu.. Fechos. 19 de marzu - Los homes a les órdenes del esplorador Robert Cavelier asesínenlu mientres que buscaben la desembocadura del ríu Mississippi.

  4. (1687) Glarona es un asteroide perteneciente al cinturón de asteroides descubierto el 19 de septiembre de 1965 por Paul Wild desde el observatorio de Berna-Zimmerwald, Suiza.

    • 19 de septiembre de 1965
    • Paul Wild
    • Antecedentes
    • Los Terremotos Y El Maremoto
    • Consecuencias
    • El Arzobispo de Lima Se salvó
    • Los Temblores continuaron Hasta Diciembre
    • Reforzamiento de La Fe Católica
    • Véase también
    • Bibliografía

    El día 30 de enero de 1687 se sintió en Lima un temblor de regular intensidad. Dos meses después, otro sismo bastante recio sacudió la capital del Virreinato, en la medianoche del 31 de marzo al 1º de abril. A éste le siguieron los del 8, 9, 13 y 16 del mismo mes de abril, que aunque fueron de menor intensidad, por su alarmante repetición son considerados heraldos trágicos del violento terremoto del 20 de octubre de ese año.

    El 20 de octubre de 1687, a las 4 y 15 de la madrugada, cuando los pobladores de Lima estaban sumidos en el sueño, empezó el sismo que tuvo una duración bastante prolongada. La crónica histórica afirma que algunos novicios jesuitasrezaron juntos a grito pausado, durante todo el tiempo que duró el sismo, la mayor parte de la letanía lauretana. El pánico se apoderó de todos. El terrible sacudón desarticuló los edificios y torres de la ciudad. Las campanas de las iglesias tocaban por sí solas y el estruendo era muy grande. Se abrieron grietas en el suelo. La gente se volcó a calles, plazas y plazuelas. Se oían gemidos y oraciones en voz alta, pidiendo perdón a Dios e invocando su misericordia. Pasado el prolongadísimo sacudón, la población comenzó a reaccionar. Los más serenos se dedicaron a rescatar a los heridos de entre los escombros. Amigos y parientes se buscaban unos a otros. El enérgico Virrey Duque de la Palata impartió de inmediato las órdenes adecuadas y la gente ya se estaba...

    En Lima murieron unas 100 personas, aparte del total de muertos en Cañete, Chancay y Pisco, sobre todo en este último lugar, que también fue inundado totalmente por el mar, a punto tal que después hubo de trasladarse y refundarse a una legua del mar. El Callao, como consecuencia del maremoto, quedó totalmente destruido y fallecieron 600 personas. La ola marina entró al puerto por encima de las murallas haciendo encallar dos embarcaciones e hizo desaparecer un pueblo de indios pescadores llamado Quilcay (Lurín) situado a cinco leguas al sur de Lima. En Trujillo se sintió también el temblor, aunque solo como ruidos sin conmoción. Se le atribuyó la esterilización del valle de Chicama para la producción del trigo, el que se recogía hasta entonces hasta 18,000 fanegadas anuales. Se esterilizaron también los terrenos para la cosecha de dicho cereal en la provincia de Lima, en una extensión como de 200 leguas, y hubo una epidemia de roya.[2]​ El trigo encareció y dejó de producirse en la c...

    Quien se salvó de una muerte segura fue el Arzobispo de Lima Don Melchor de Liñán y Cisneros, entonces convaleciente de una grave enfermedad en el Callao. El techo de su dormitorio cayó, y el prelado se salvó cobijándose bajo una viga que se atravesó en el umbral; de no ser por esa fortuita circunstancia hubiera sucumbido aplastado. No obstante, sufrió varias contusiones y serios daños en una pierna, siendo sacado con gran esfuerzo de entre los escombros por su mayordomo Francisco de Jáuregui. Después de este suceso el Arzobispo se retiró al pueblo de Late (actual distrito de Ate), pues su palacio de Lima había quedado inhabitable. El mismo Virrey hubo de refugiarse en una toldería armada en la Plaza mayor y allí permaneció 73 días, hasta que en uno de los patios de Palacio se habilitaron unos aposentos de tablas donde se refugió con su familia. Este Virrey ha dejado su testimonio sobre el terremoto, en una carta enviada al rey de España: "La tierra que pisaba hacía olas como el mar...

    Los temblores continuaron sintiéndose a lo largo de los días siguientes. Como si todo esto fuera poco, un nuevo sismo sumamente violento se registró el 10 de noviembre de ese mismo año, prolongándose las réplicas hasta el día 2 de diciembre, día en que se agravó la situación, por haberse difundido la noticia falsa de una salida del mar. El pánico fue tal que todos abandonaron las habitaciones improvisadas que en plazas, huertos y otros parajes se habían levantado o las maltrechas viviendas que aún podían servir de refugio, y se apresuraron a ganar las alturas, creyendo que el mar cubriría Lima. Si no fuera porque el Virrey conservó la serenidad, el desastre hubiera sido mayor, pues se hallaban al acecho muchos maleantes y negros (esclavos y libertos), quienes esperaban ver la ciudad abandonaba para entregarse al saqueo. Aquel mismo día (2 de diciembre) un copioso aguacero (fenómeno muy raro en Lima) acabó por traer a tierra los restos de las construcciones que aún se mantenían en pi...

    En ese año trágico de 1687 se inició la devoción a la llamada "Virgen del Aviso o de Las Lágrimas”, a partir de una pequeña imagen de la Virgen de la Candelaria que tenía en su casa el Oidor Don José Calvo de la Banda, sobre la cual muchos testigos aseguraron haber visto brotar, desde el 4 de juliode ese año y por 32 veces hasta el día del terremoto, un misterioso sudor y lágrimas. Asimismo, fue a raíz de este terremoto cuando empezó a salir en procesión por las calles de Lima una réplica de la venerada imagen del Cristo de Pachacamilla, conocido también como el Santo Cristo de los Milagros. El sismo produjo resquebrajaduras y desmoronamientos en su capilla pero su portentoso mural con la representación del Cristo Crucificado quedó incólume, como ya había ocurrido en el anterior sismo de 1655, lo que fue considerado como un prodigio. Se inició así la tradicional manifestación de fe que subsiste hasta hoy en Lima, conocida como la Procesión del Señor de los Milagros.

    Mendiburu, Manuel: Diccionario histórico-biográfico del Perú. Parte primera que corresponde a la época de la dominación española. Tomo V. Lima, 1882.
    Vargas Ugarte, Rubén:
    Historia General del Perú. Tercer Tomo. Virreinato (1596-1689). Primera Edición. Editor Carlos Milla Batres. Lima, Perú, 1966.
    Historia de la Iglesia del Perú. 5 Vol. Imp. de Aldecoa, 1953-1962.
    • Antecedentes
    • La Batalla
    • Consecuencias
    • Bibliografía

    La Gran Guerra Turca comenzó en julio de 1683 con un ataque a Viena por el ejército otomano. El asedio se rompió con la Batalla de Kahlenberg del 12 de septiembre, ganada por las fuerzas combinadas del Sacro Imperio Romano de las Naciones Alemanas y la Mancomunidad Polaco-Lituana, bajo el mando general del rey de Polonia, Juan III Sobieski, que dirigía las fuerzas polacas. A partir de septiembre la iniciativa pasó a las tropas imperiales. En los años siguientes, los ejércitos imperiales de los Habsburgo bajo el mando de Carlos de Lorena hicieron retroceder a los otomanos, conquistando muchas fortalezas como Esztergom, Vác, Pest. Después de la batalla de Buda, sitiaron y tomaron la antigua capital húngara de Buda. A finales de 1686 los otomanos hicieron propuestas de paz; sin embargo, los Habsburgo imperiales vieron la oportunidad de conquistar toda Hungría y las propuestas fueron rechazadas.[6]​ En abril de 1687 se decidió en Viena que se debían tomar más medidas militares. El ejérc...

    En la mañana del 12 de agosto el Duque de Lorena decidió trasladarse a Siklós, porque la posición y el duro terreno allí lo hacían más apropiado como campo de batalla. El ala derecha de los Habsburgo, moviéndose hacia el oeste, comenzó a marchar a través de una zona densamente boscosa. Sari Süleyman Paşa decidió que esta era la oportunidad que estaba esperando. Ordenó un ataque con todo su ejército al ala izquierda del ejército imperial, que bajo Maximiliano II Emanuel, Elector de Baviera estaba todavía en su posición anterior, y que según el plan de batalla de los Habsburgo también iba a empezar a marchar hacia el oeste. El ejército otomano capturó al ejército imperial cerca de Nagyharsány y de la cercana colina de Nagyharsány, con sus empinadas laderas fuertemente arboladas. Su caballería, compuesta por 8000 sipahis, trató de flanquear esta ala del ejército Habsburgo por la izquierda. El comandante del ala, el Elector de Baviera, envió inmediatamente un mensajero al Duque de Loren...

    Después de la batalla, el Imperio Otomano cayó en una profunda crisis. Hubo un motín entre las tropas. El comandante Sari Suleyman Pasa se asustó de ser asesinado por sus propias tropas y huyó de su comando, primero a Belgrado y luego a Constantinopla. Cuando las noticias de la derrota y el motín llegaron a Constantinopla a principios de septiembre, Abaza Siyavuş Pasa fue nombrado comandante y Gran Visir. Sin embargo, antes de que pudiera asumir su mando, todo el ejército otomano se había desintegrado y las tropas domésticas otomanas (Janissaries y Sipahis) comenzaron a regresar a su base en Constantinopla bajo sus propios oficiales de rango inferior. Incluso el regente del Gran Visir en Constantinopla se asustó y se escondió. Sari Suleyman Pasa fue ejecutado. El Sultán Mehmed IV nombró al comandante del Estrecho del Bósforo Köprülü Fazıl Mustafa Pasha como regente del Gran Visir en Constantinopla. Consultó con los líderes del ejército que existía y otros estadistas otomanos importa...

    Bodart, G. (1908). Militär-historisches Kriegs-Lexikon (1618-1905).
    Dupuy, Ernest R. and Trevor N. Dupuy, The Harper Encyclopedia of Military History, 4th Ed., HarperCollins, 1993, ISBN 978-0-06-270056-8.
    Laffin, John, Brassey's Dictionary of Battles, Barnes & Noble, 1998 ISBN 978-0-7607-0767-8.
    Lord Kinross, The Ottoman Centuries New York: Morrow Quill Paperbacks 1977 p. 350–351 ISBN 978-0-688-03093-3
  5. Events. 4 April – King James II issues the Declaration of Indulgence (or Declaration for the Liberty of Conscience), suspending laws against Roman Catholics and nonconformists. 1 May – King James II attends the consecration of Ferdinando d'Adda, Papal Nuncio to London, as titular Archbishop of Amasia in the Royal Chapel of St James's Palace.