Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 13.800 resultados de búsqueda
  1. Jacobo II de Inglaterra y VII de Escocia, (Ing. James II of England and VII of Scotland) (Londres, 14 de octubre de 1633-Saint-Germain-en-Laye, 16 de septiembre de 1701) fue rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda desde el 6 de febrero de 1685 hasta su deposición en 1688.

  2. Páginas en la categoría «Jacobo II de Inglaterra». Esta categoría contiene las siguientes 9 páginas: Jacobo II de Inglaterra.

  3. Jacobo II dejó el gobierno en las manos de otros la mayor parte de su reinado. El asesinato de su padre Jacobo I de Escocia había formado parte de una tentativa de usurpar el poder por Walter Estuardo, I conde de Atholl, que fracasó miserablemente, siendo detenidos y encarcelados por los guardias de Jacobo II, y ejecutados poco tiempo después.

  4. Jacobo Carlos Estuardo [1] (en inglés James VI of Scotland and I of England; Edimburgo, 19 de junio de 1566-Theobalds House, 27 de marzo de 1625) fue rey de Escocia como Jacobo VI desde el 24 de julio de 1567 y rey de Inglaterra e Irlanda como Jacobo I desde el 24 de marzo de 1603 hasta su muerte.

  5. Jacobo II. Rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda. Reinado. 6 de febrero de 1685 - 11 de diciembre de 1688. Nombre real. Jacobo II. Nacimiento. 9 de mayo de 1936. Hoylake, ciudad costera en la ciudad metropolitana de Wirral, en Merseyside, Inglaterra.

    • 16 de septiembre de 1701Londres, Inglaterra
    • 6 de febrero de 1685-11 de diciembre de 1688
    • Jacobo II
  6. Jacobo: Jacobo II de Inglaterra - Wikipedia, la enciclopedia libre.

    • Infancia Y Juventud
    • Restauración
    • El Parlamento Caballero
    • Política Exterior
    • Conflicto Con El Parlamento
    • Últimos años
    • Matrimonio, Relaciones E Hijos
    • en La Actualidad
    • Títulos
    • Bibliografía

    Carlos nació en el palacio de St. James, el 29 de mayo de 1630, siendo el segundo hijo varón —pero primogénito de hecho, pues el hijo mayor murió al nacer en 1629— de los nueve vástagos de Carlos I de Inglaterra y de Enriqueta María de Francia. Al momento de nacer se convirtió automáticamente, dada su condición de hijo mayor, en duque de Cornualles —por ser heredero del trono de Inglaterra— y en duque de Rothesay —como heredero del trono de Escocia—. Poco después se le nombró príncipe de Gales. Debido al caos que trajo consigo la Guerra Civil Inglesa, nunca se le invistió solemnemente con los llamados «Honores del Principado de Gales» —diadema, anillo, espada, manto, etc.—.[1]​ Durante la década de 1640, siendo aún niño el príncipe de Gales, Carlos I combatió a las tropas del parlamento y del puritanismo en la Guerra Civil Inglesa. El príncipe acompañó a su padre durante la batalla de Edgehill y, con solo quince años, participó en las batallas de 1645. En 1646 su padre, temiendo por...

    Tras la muerte de Oliver Cromwell en 1658, las oportunidades de Carlos para recuperar la Corona parecieron menguar. A Cromwell le sucedió su hijo, Richard Cromwell, como Lord Protector, pero se trataba de un hombre sin dotes para el mando ni deseo de ejercerlo y abdicó el 25 de mayo de 1659. El Protectorado de Inglaterra fue abolido y se estableció la Mancomunidad de Inglaterra (Commonwealth inglesa). Durante el periodo de inestabilidad civil y militar que siguió, George Monck, gobernador de Escocia, preocupado por la anarquía reinante en la nación, determinó restaurar la monarquía.[8]​ Monck y su ejército marcharon hasta la ciudad de Londres donde, con amplio apoyo popular, forzaron al llamado Parlamento Largo a disolverse. Por primera vez en casi veinte años los miembros del Parlamento tuvieron que enfrentarse a unas elecciones generales.[9]​ Resultó elegida una Cámara de los Comunes con claro predominio de la facción realista.[10]​ Reunida el 25 de abril de 1660 la nueva asamblea...

    El Parlamento de la Convención fue disuelto en diciembre de 1660. Poco después de la coronación de Carlos en la Abadía de Westminster, el 23 de abril de 1661, se constituyó la segunda legislatura del reinado: el llamado Parlamento Caballero o Arrogante. Dado que el Parlamento Caballero era abrumadoramente realista, Carlos no vio razón para disolverlo ni convocar nuevas elecciones generales durante diecisiete años. El Parlamento Caballero se identificó con los proyectos del principal consejero de Carlos, Edward Hyde, primer conde de Clarendon. Lord Clarendon pretendía desanimar el "no conformismo" (de sectores católicos y sobre todo protestantes no anglicanos) para con la Iglesia de Inglaterra. A instancia suya, el Parlamento Arrogante aprobó diversas leyes que pasaron a constituir el denominado “Código Clarendon”. El Acta de Conventículos (1664) prohibía las asambleas religiosas de más de cinco personas, excepto las celebradas en el seno de la Iglesia de Inglaterra. El Acta de las C...

    Decretó una tregua con España en 1660, poniendo fin a la guerra anglo-española. Firmó los tratados de Madrid de 1667 y 1670. En el cual se reconocía por parte española las posesiones inglesas de Jamaica y las islas Caiman. El 21 de mayo de 1662, en la ciudad de Portsmouth, Carlos se casó con la infanta Catalina de Portugal, que le aportó los territorios de Bombay y Tánger como dote.[14]​ Durante el mismo año, sin embargo, vendió Dunquerque y Mardyck tomada a los españoles en 1658, al rey francés Luis XIV por 40 000 £.[15]​ Agradecido por la ayuda prestada para recuperar el trono, Carlos recompensó a ocho nobles (conocidos como los Lores Propietarios) con territorios norteamericanos en la denominada Carolinaen honor de su padre (1663). Las Actas de Navegación (1650), perjudicaron el comercio de Países Bajos y fueron causa de la Segunda Guerra Anglo-Neerlandesa (1665-1667). El conflicto comenzó por la captura en Norteamérica, por parte de los ingleses, de Nueva Ámsterdam (después reba...

    Aunque previamente había sido favorable a la Corona, durante la década de 1670 el Parlamento Caballero se distanció de ella por las guerras emprendidas por el rey y por su política religiosa. En 1672 Carlos firmó la Declaración de Indulgencia, en la que manifestaba su intención de suspender todas las leyes que penalizaban a los católicos y a otros disidentes religiosos. El mismo año, Carlos apoyó abiertamente a la católica Francia e inició la Tercera Guerra Anglo-neerlandesa. El Parlamento Caballero —aunque contrario a conceder tolerancia religiosa a los católicos— se opuso a la Declaración de Indulgencia basándose en principios constitucionales —sosteniendo la incompetencia real para suspender leyes de forma arbitraria— más que políticos. Carlos II retiró la Declaración y se mostró de acuerdo con el "Acta de Examen", que no solo requería de los funcionarios públicos que recibieran la Eucaristía en la forma prescrita por la Iglesia de Inglaterra, sino que los forzaba a denunciar cie...

    Otra tormenta política a la que Carlos hubo de hacer frente fue la sucesión al trono. El parlamento de 1679 había sido elegido en un momento en el que prevalecían los sentimientos anticatólicos en todo el Reino y desde el principio se opuso con vehemencia a la perspectiva de un monarca católico. Anthony Ashley Cooper, primer conde de Shaftesbury (previamente barón Ashley y miembro de "la Cábala", que se había disuelto en 1672) propuso una Ley de Exclusión, que pretendía apartar al duque de York de la línea sucesoria. Algunos quisieron incluso ofrecer la corona al protestante duque de Monmouth, uno de los hijos ilegítimos de Carlos. Los "aborrecedores" —el sector de los que se oponían a la Ley de Exclusión— se transformaron en el Partido Tory (conservador), mientras que los "peticionarios" —que apoyaban dicha ley— se convirtieron en el Partido Whig (liberal).[25]​[26]​ Temiendo que la Ley de Exclusión fuese aprobada, Carlos disolvió el parlamento en diciembre de 1679. Dos nuevos Parl...

    Carlos II se casó mediante poderes en 1662 con Catalina de Braganza, católica, razón por la que no pudo ser oficialmente coronada como reina. Después de su llegada a Portsmouth el 14 de mayo de 1662, la pareja se casó en dos ceremonias —una católica realizada en secreto, seguida por un servicio público anglicano— el 21 de mayo de 1662, en la ciudad de Portsmouth. Catalina nunca pudo darle un heredero vivo, pues aunque tuvo 3 embarazos —el último de los cuales fue en 1669— todos terminaron en abortos. A pesar de la reputación que tenía Carlos de mujeriego, que aumentaba a medida que tenía más hijos bastardos con sus amantes, de las cuales se conoce el nombre de catorce; insistía en que la reina debía ser tratada con respeto, y rehusó divorciarse de ella. Después de la muerte de Carlos en 1685, Catalina permaneció en Inglaterra durante el reinado de su cuñado Jacobo II, y volvió a Portugal en marzo de 1692, tras la Revolución Gloriosa que entronizó como reyes a Guillermo III y María I...

    En la actualidad el duque de Buccleuch y Queensberry, el duque de Richmond y Gordon, el duque de Grafton y el duque de St. Albans descienden, todos ellos, de Carlos II por línea directa masculina. La Princesa Diana de Gales descendía de dos de los hijos naturales de Carlos II: el duque de Grafton y el duque de Richmond (que es también ascendiente directo de la duquesa de Cornualles), de este modo su hijo, el príncipe Guillermo de Cambridge, actualmente segundo en la línea sucesoria al trono británico, será muy probablemente el primer monarca británico que descienda de Carlos II, y el primero que descienda de Carlos I desde la muerte de la reina Ana de Gran Bretañaen 1714. Carlos II fue un mecenas de las artes y las ciencias. Contribuyó a fundar la Royal Society o Sociedad Real, un grupo científico entre cuyos primeros miembros se contaron Robert Hooke, Robert Boyle y Sir Isaac Newton. Durante su reinado, las mujeres pudieron actuar por primera vez en el teatro inglés pues, hasta ese...

    Los títulos oficiales de Carlos II eran: "Carlos Segundo, por la Gracia de Dios Rey de Inglaterra, Escocia, Francia e Irlanda, Defensor de la Fe, etc.". (La reivindicación de Francia era solo nominal, y había sido formulada por todos los reyes ingleses desde Eduardo III, independientemente de la porción de territorio francés que controlasen de facto).

    Andrews, Allen (1971). The royal whore: Barbara Villiers, Countess of Castlemaine (en inglés). Londres: Hutchinson. ISBN 0-09-107040-6.
    Cunningham, Peter (1892). The story of Nell Gwyn, and the sayings of Charles II (en inglés). Londres: W.W. Gibbings. ISBN 1-4179-5888-X.
    Fraser, Antonia (2004). King Charles II (en inglés). Londres: Phoenix Books. ISBN 0-7538-1403-X.
    Herman, Eleanor (2004). Liebe im Schatten der Krone: die Geschichte der königlichen Mätressen (en alemán). Fráncfort del Meno: Fischer-Taschenbuch-Verl. ISBN 3-596-15987-3.