Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 85.032.704 resultados de búsqueda

  1. Historia de Alfonso V de Aragón (14161458) escrita por el humanista italiano Bartolomé Facio o Fazio (La Spezzia, h. 1400- 1457), que fue protegido por el rey aragonés en su corte napolitana. Según Fueter, inicia la historiografía napolitana oficial… Es un representante clásico de la historiografía humanista.

  2. Alfonso V de Aragón(Medina del Campo, 1396– Nápoles, 27 de juniode 1458), llamado también el Magnánimoy el Sabio,[2] entre 1416y 1458fue rey de Aragón, de Valencia, de Mallorca, de Sicilia, de Cerdeñay conde de Barcelona; y entre 1442y 1458rey de Nápoles.

  3. Alfonso V. El primogénito de Aragón, príncipe de Gerona, casó con María de Castilla, pero no consiguió descendencia. Este soberano sucedió a su padre en 1416 y ya no se coronó dado que, al parecer, se conformó con la jura realizada como primogénito y sucesor con motivo de la coronación de su padre en la Zaragoza de 1414.

  4. Rey de Aragón (Alfonso V, 1416-1458) y de Nápoles y Sicilia (Alfonso I, 1435-1458), nacido probablemente en Medina del Campo (Valladolid), el 18 de diciembre de 1396, y fallecido en Nápoles el 27 de junio de 1458. Apodado el Magnánimo, fue el segundo monarca de la dinastía Trastámara en regir la Corona de Aragón, contribuyendo de forma ...

  5. Alfonso V murió en Nápoles, dejando como testimonio impresionante el arco de triunfo adosado a la entrada del Castel Nuovo. En su reinado (desde 1437) se construyeron las Casas del Reino o Palacio de la Diputación, en la ciudad de Zaragoza.

  6. Alfonso V. Reyes de Aragón El mismo día en que murió Don Fernando I, fué aclamado rey de Aragón, de Valencia, de Mallorca, de Sicilia y de Cerdeña, y conde de Barcelona, su hijo primogénito Don Alfonso V, nacido el año de 1394 en Medina del Campo.

  7. 02/06/2017 · Alfonso V tuvo que regresar a la Corona de Aragón en 1423 por problemas internos, donde permaneció hasta 1432, cuando regresó a Italia para terminar su obra. Ya nunca volvería a sus Estados de la Península Ibérica. Durante su ausencia, los aragoneses perdieron buena parte de las posiciones que habían ganado en la primera fase del conflicto.