Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 44 resultados de búsqueda

  1. Carlos IV de España, llamado «el Cazador» (Portici, 11 de noviembre de 1748-Nápoles, 19 de enero de 1819), fue rey de España desde el 14 de diciembre de 1788 hasta el 19 de marzo de 1808. Hijo y sucesor de Carlos III y de María Amalia de Sajonia .

  2. El reinado de Carlos IV de España (1788-1808) estuvo influenciado por el impacto que tuvo en España la Revolución Francesa de junio de 1786 y su desarrollo posterior, especialmente después de que en 1799 Napoleón Bonaparte se hiciera con el poder.

  3. Carlos II de España, llamado «el Hechizado» (Madrid, 6 de noviembre de 1661-Madrid, 1 de noviembre de 1700), fue rey de España entre 1665 y 1700. [nota 2] [1] Hijo y heredero de Felipe IV y de Mariana de Austria, permaneció bajo la regencia de su madre hasta que alcanzó la mayoría de edad en 1675.

  4. Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico (Gante, Condado de Flandes, 24 de febrero de 1500-Cuacos de Yuste, 21 de septiembre de 1558), llamado «el César», reinó junto con su madre, Juana I de Castilla —esta última de forma solo nominal y hasta 1555—, en todos los reinos y territorios hispánicos con el nombre de Carlos I desde 1516 hasta 1556, [b] reuniendo así por ...

  5. Se considera que el cese del llamado «gabinete ilustrado» (formado por Urquijo y Jovellanos principalmente) coincide con un periodo más conservador del reinado de Carlos IV, en el que serían perseguidos los llamados «jansenistas» (nombre genérico que poco tenía que ver con Jansenio, y que se aplicaba al sector más aperturista y regalista de la Iglesia, dirigido en España por obispos ...

  6. Fue proclamado rey de España por las Cortes Españolas como Juan Carlos I de España el 22 de noviembre de 1975. Cinco días después, acompañado por su familia, entrando bajo palio y tras besar el lignum crucis , fue confirmado en una ceremonia de unción y exaltación llamada «Misa de Espíritu Santo», celebrada en la iglesia de San Jerónimo el Real , en Madrid.

  7. Carlos IV aludía a él castizamente como el retrato «de todos juntos», y parece que sus protagonistas se vieron fielmente representados y pudieron quedar complacidos, como muchos de los personajes retratados por Goya con igual sinceridad y verismo, pues el pintor les dotaba de una apariencia vívida y un aire de dignidad y decoro como pocos pintores de la época podían alcanzar. [16]

  1. Otras búsquedas realizadas