Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 31 resultados de búsqueda

  1. Jorge II (en inglés, George Augustus, y en alemán, Georg August; Hannover, 30 de octubre jul. / 9 de noviembre de 1683 greg.-Londres, 25 de octubre de 1760) fue rey de Gran Bretaña e Irlanda, duque de Brunswick-Luneburgo y uno de los príncipes electores del Sacro Imperio Romano Germánico desde 1727 hasta su fallecimiento en 1760.

  2. El príncipe de Gales. Llywelyn ap Gruffydd fue reconocido como príncipe de Gales por el monarca inglés en el Tratado de Montgomery de 1267.A cambio del título, la retención de las tierras que había conquistado, así como su propio dominio, y el vasallaje de casi todos los habitantes nativos de Gales, tuvo que pagar un tributo de 25 000 marcos en un pago de 3000 marcos anuales.

  3. Carlota nació en Carlton House, la residencia oficial del príncipe de Gales en Londres, el 7 de enero de 1796.Aunque a Jorge le desilusionó no tener un hijo, el abuelo de la princesa, el rey, que prefería una nieta, quedó encantado con el nacimiento de su primer nieto legítimo, ya que esperaba que el bebé consiguiera reconciliar a Jorge y a Carolina. [10]

  4. Evolución de los títulos reales británicos. Alrededor del siglo IX surgieron en las islas británicas los reinos de Inglaterra y de Escocia.Esta situación se mantuvo hasta el siglo XII, cuando en 1171 el rey inglés Enrique II conquistó parte de la isla de Irlanda y la convirtió en un feudo personal.

  5. Federico VI (Copenhague, 28 de enero de 1768-Copenhague, 3 de diciembre de 1839) fue rey de Dinamarca de 1808 a 1839, y de Noruega entre 1808 y 1814. Fue príncipe heredero, ocupó el cargo de regente de 1784 a 1808, ante la incapacidad física y mental de su padre.

  6. 1727: Jorge II y Carolina de Brandeburgo-Ansbach son coronados como reyes de Gran Bretaña. 1737: en la noche, la ciudad de Calcuta (capital de Bengala, en la India) recibe en medio de una tormenta (cayeron 380 mm de agua en 6 h) una marejada ciclónica de varios metros de altura, generada por un superciclón.

  7. Cristiano VII si occupò pochissimo della moglie al punto da giungere a dichiarare pubblicamente di non poter amare Carolina Matilde, perché era "sconveniente amare la propria moglie" e dal 1767, il re iniziò una relazione stabile con la prostituta Støvlet-Cathrine, che venne addirittura ammessa a corte permettendo al re di abbandonarsi agli eccessi più sfrenati.