Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 14 resultados de búsqueda

  1. Cecilia era hija del Gran Duque Federico Francisco III de Mecklemburgo-Schwerin (1851-1897) y la Gran Duquesa Anastasia Mijáilovna de Rusia (1860-1922). Sus hijos fueron: Príncipe Guillermo de Prusia (1906-1940) - Renunció a sus derechos de sucesión y murió luchando en el ejército alemán durante la invasión de Francia en 1940.

  2. Los años 1930 trajeron una sucesión de acontecimientos decisivos en la vida del príncipe Andrés: las bodas de sus cuatro hijas con familias de la nobleza alemana, la trágica muerte de la princesa Cecilia y el posterior internamiento de su esposa, la princesa Alicia, en un centro de enfermedades mentales.

  3. Margarita II (en danés: Margrethe Alexandrine Þórhildur Ingrid af Danmark; Copenhague, 16 de abril de 1940) es la actual reina de Dinamarca y la autoridad suprema de la Iglesia de Dinamarca y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Danesas desde 1972.

  4. El joven príncipe tuvo 21 padrinos, entre ellos su bisabuelo Cristián IX de Dinamarca, Nicolás II de Rusia, Jorge I de Grecia, Óscar II de Suecia y Noruega, su abuelo el príncipe heredero Federico de Dinamarca, el Príncipe de Gales (más tarde el Rey Eduardo VII del Reino Unido) y su tío Federico Francisco IV, Gran Duque de Mecklemburgo-Schwerin.

  5. Gustavo II Adolfo de Suecia (Estocolmo, 9 de diciembre jul. / 19 de diciembre de 1594 greg.-Lützen, 6 de noviembre jul. / 16 de noviembre de 1632 greg.) fue rey de Suecia de 1611 a 1632.

  6. Ana (Londres, 6 de fevereiro de 1665 – Londres, 1 de agosto de 1714) foi a Rainha da Inglaterra, Escócia e Irlanda de 8 de março de 1702 até 1 de maio de 1707, quando uniu a Inglaterra e a Escócia em um único estado soberano, o Reino da Grã-Bretanha, com o Tratado de União.

  7. La política exterior alemana durante el reinado de Guillermo II se enfrentó con varios problemas significativos. Probablemente el más aparente fue que Guillermo II, un hombre impaciente por naturaleza, subjetivo en sus reacciones y afectado fuertemente por sus impulsos y sentimientos, no estaba personalmente preparado para conducir la política exterior alemana por un camino racional.