Yahoo Search Búsqueda en la Web

Resultado de búsqueda

  1. Los precedentes de la guerra de los Ducados los encontramos en 1863, cuando la Confederación Germánica protestó ante el intento del monarca danés, Cristián IX, de incorporar a Dinamarca el ducado de Schleswig, que se encontraba bajo el control oficial de los alemanes. El Protocolo de Londres de 1852 había dispuesto que Schleswig quedara ...

  2. La propuesta de estos últimos se concretó en septiembre de 1847, durante una reunión celebrada por los republicanos (Hecker, Struve) en Offenburg. En el programa aprobado reclamaron libertades básicas y un programa social igualitario, todo ello a través de la representación del pueblo en el seno de la Confederación Germánica.Los ...

  3. Una confederación (en latín: confoederatīo) consiste en la unión de Estados que conservan su soberanía y se rigen por determinadas leyes comunes. Históricamente, se hablaba de "confederación" en el caso de alianzas; por este motivo la palabra "confederación" aún se usa en instituciones de la sociedad civil no estatales (por ejemplo, la ...

  4. Imagen de Wikipedia. Causas de la Unificación alemana El Congreso de Viena y la Confederación Germánica. La magnificencia y gran poder del Sacro Imperio Romano Germánico llegaría a su fin tras las acciones de un solo hombre: Napoleón Bonaparte.

  5. Los enlaces de idiomas se encuentran en la parte superior de la página, frente al título.

  6. Los Decretos de Karlsbad fueron un conjunto de medidas aprobadas por la Dieta de la Confederación Germánica el 20 de septiembre de 1819, después de una conferencia convocada por Klemens von Metternich, en Karlsbad, Bohemia, entonces parte del Imperio austríaco. El objeto de estos decretos fue reprimir los movimientos liberales que habían ...

  7. Finalmente, durante la convención del Malmoe en la que estaban representados, aparte de Dinamarca y la Confederación Germánica, Rusia, Reino Unido, Francia y la propia Suecia, el 26 de agosto de 1848, los comisionados de ambos países, Holger Reedtz por Dinamarca y el mariscal prusiano von Wrangel por la Confederación Germánica firmaron el tratado, cesando las hostilidades.