Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 34 resultados de búsqueda

  1. Cristián X de Dinamarca (Cristián Carlos Federico Alberto Alejandro Guillermo, Copenhague 26 de septiembre de 1870-20 de abril de 1947) fue rey de Dinamarca de 1912 a 1947 y el único rey de Islandia (donde el nombre era oficialmente Kristján X), entre 1918 y 1944 [1] , siendo hijo del rey danés Federico VIII y la reina consorte Luisa de Suecia.

  2. Biografía. Federico Guillermo IV nació en el palacio nuevo de Sanssouci, la sede favorita de Federico.Federico Guillermo heredó la indestructible alegría de sus antepasados, las ocurrencias felices de Federico Guillermo I, la vena satírica de Federico el Grande y de Federico Guillermo IV; a su padre, el emperador Guillermo, le debe la rectitud alemana, la discreción, el valor y la ...

  3. Príncipe heredero. El príncipe Alejandro de Dinamarca nació en el Reino Unido en 1903, hijo de los entonces príncipes Carlos de Dinamarca y Maud de Gales.Por vía paterna, era nieto del rey Federico VIII de Dinamarca, y por la parte materna, del rey Eduardo VII del Reino Unido.

  4. Guillermo I de Alemania (en alemán, Wilhelm I; Berlín, 22 de marzo de 1797 - ib., 9 de marzo de 1888) fue rey de Prusia, desde el 2 de enero de 1861 y el primer emperador alemán desde el 18 de enero de 1871 hasta su fallecimiento.

  5. Después de 325 días de reinado, [60] el 11 de diciembre de 1936, [58] Eduardo VIII abdicó del trono en favor de su hermano Alberto, [61] para poder casarse con Simpson. [60] El 12 de mayo de 1937 se realizó la coronación de Jorge VI .

  6. Maud de Gales (en inglés, Maud of Wales; Londres, 26 de noviembre de 1869-ibidem, 20 de noviembre de 1938) fue una princesa británica, que por su matrimonio se convirtió en princesa de Dinamarca desde 1896 y en reina consorte de Noruega a partir de 1906, cuando ella y su marido, Haakon VII, fueron coronados en ese país.

  7. Cuando el rey Eduardo VIII del Reino Unido abdicó, muchos analistas políticos consideraron que el duque de Kent era el candidato ideal a la sucesión al trono británico. Aunque finalmente fue elegido el siguiente en la línea sucesoria, Jorge VI , las dudas sobre su idoneidad eran considerables, debido a su falta de confianza y su temperamento nervioso.