Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 10 resultados de búsqueda

  1. Huberto: por un tío materno, el príncipe Huberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, que murió durante la Segunda Guerra Mundial. [6] Príncipe heredero. El príncipe Carlos Gustavo es el más joven de cinco hermanos, siendo él el único varón.

  2. La casa de Sajonia-Coburgo-Gotha se convierte mediante una hábil política dinástica durante el siglo XIX en la casa reinante de Bélgica, Reino Unido, Portugal y Bulgaria. El hermano pequeño de Ernesto , el príncipe Sajonia-Coburgo-Gotha, Leopoldo , se casa primero con Carlota Augusta de Hannover única hija de Jorge IV del Reino Unido , pero muere muy joven al dar a luz a su primer hijo.

  3. Juventud. Fernando nació en Viena y era príncipe de la familia ducal de los Sajonia-Coburgo-Gotha.Era hijo de Augusto de Sajonia-Coburgo-Gotha (1818-1881) y de Clementina de Orleans (1817-1907), y por tanto, sobrino nieto de Ernesto I de Sajonia-Coburgo-Gotha, duque de Sajonia-Coburgo, y de Leopoldo I, primer rey de los belgas.

  4. Su padre era el primogénito de la reina Victoria del Reino Unido y el príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha. Su madre era la hija mayor del rey Christian IX de Dinamarca . Como hijo del príncipe de Gales y nieto en línea masculina de la monarca británica , recibió desde su nacimiento el tratamiento de Su Alteza Real y el título de príncipe Jorge de Gales. [ 1 ]

  5. Alfonso de Orleans, infante de España [3] (12 de noviembre de 1886 – 6 de agosto de 1975), aviador militar; contrajo matrimonio con Beatriz de Sajonia-Coburgo-Gotha (1884-1966), prima carnal de la reina Victoria Eugenia. Tuvieron tres hijos.

  6. Leopoldo II, cuyo nombre de nacimiento era Leopoldo Luis Felipe María Víctor de Sajonia-Coburgo-Gotha (Léopold Louis-Philippe Marie Victor de Saxe-Cobourg et Gotha; Bruselas, Bélgica, 9 de abril de 1835 - 17 de diciembre de 1909) fue el segundo rey de los belgas.

  7. La política exterior alemana durante el reinado de Guillermo II se enfrentó con varios problemas significativos. Probablemente el más aparente fue que Guillermo II, un hombre impaciente por naturaleza, subjetivo en sus reacciones y afectado fuertemente por sus impulsos y sentimientos, no estaba personalmente preparado para conducir la política exterior alemana por un camino racional.