Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 44 resultados de búsqueda

  1. Mundo antiguo, moderno y los inicios de la era contemporánea, como el de: Julio César, los regicidios de Sancho II de Castilla, Sancho Garcés IV de Pamplona el de Peñalen, Pedro I de Castilla, Enrique III de Francia, Enrique IV de Francia, Duncan I de Escocia, Guillermo de Orange, Jacobo Estuardo, Francisco Pizarro, Jean-Paul Marat, Bernardo de Monteagudo, el fusilamiento de Manuel Dorrego ...

  2. María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva [Nota 1] [1] (Madrid, 28 de marzo de 1926-Sevilla, 20 de noviembre de 2014), [3] más conocida como Cayetana de Alba o la duquesa de Alba, fue una noble y aristócrata española, xviii duquesa de Alba de Tormes, xi duquesa de Berwick, grande de España, jefa de la Casa de Alba y destacada figura social.

  3. En la eventualidad de que Eduardo no tuviera hijos, sería sucedido por María, hija de Catalina de Aragón. Si esta, a su vez, no tenía descendencia, la corona real la heredaría la hija de Ana Bolena, Isabel. Finalmente, si Isabel moría sin descendencia sería sucedida por los descendientes de María Estuardo, sobrina de Enrique VIII.

  4. El príncipe de Gales. Llywelyn ap Gruffydd fue reconocido como príncipe de Gales por el monarca inglés en el Tratado de Montgomery de 1267.A cambio del título, la retención de las tierras que había conquistado, así como su propio dominio, y el vasallaje de casi todos los habitantes nativos de Gales, tuvo que pagar un tributo de 25 000 marcos en un pago de 3000 marcos anuales.

  5. El nacimiento de su hijo, Jacobo Francisco Eduardo Estuardo, el 10 de junio de 1688, pareció garantizar la sucesión católica. Poco después, los líderes de la oposición invitaron al yerno de Jacobo, Guillermo de Orange, más tarde Guillermo III de Inglaterra, a hacerse con el trono inglés, desencadenando así la Revolución Gloriosa.

  6. Eduardo hizo su última aparición pública el 1 de julio desde su ventana en el Palacio de Greenwich, horrorizando a quienes lo vieron en su condición delgada y demacrada. Durante los siguientes dos días, una multitud se acercó al palacio con la intención de volver a ver al rey, pero el día 3 les afirmaron que el rey no saldría debido a las bajas temperaturas.

  7. Shakespeare le dedica a Jacobo I algunas de sus obras principales, escritas para celebrar el ascenso al trono del soberano, como Otelo (1604), El rey Lear (1605), Macbeth (1606, homenaje a la dinastía Estuardo), y La tempestad (1611, que incluye entre otros una "mascarada", interludio musical en honor del rey que asistió a la primera representación.)