Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 44 resultados de búsqueda

  1. En el escudo de Juan de Austria no se incorporaron los blasones de Granada, Borgoña Moderno, Brabante, Flandes y Tirol que sí se encontraban en las armas de su padre. En el exterior, rodeando el escudo, el collar de la Orden del Toisón de Oro .

  2. Enrique IV de Brabante (1250-1272), duque de Brabante entre 1261 y 1267. Felipe de Brabante (1960-), actual rey de los belgas desde el 21 de julio de 2013, fecha de la abdicación de su padre, el rey Alberto II. Juan I de Brabante (1251-1294), el Victorioso, duque de Brabante desde 1267 y duque de Limburgo a partir de 1288 y hasta su muerte.

  3. Estalló el conflicto armado entre Juan y Longchamp y, en octubre de 1191, este último fue recluido en la Torre de Londres, mientras el primero tenía bajo control la ciudad de Londres mediante promesas que había hecho a los ciudadanos a cambio de su reconocimiento como presunto heredero de Ricardo I. [46] En este punto, Walter de Coutances, arzobispo de Ruan, regresó a Inglaterra a ...

  4. Luis X de Francia (París, 4 de octubre de 1289 - Vincennes, 5 de junio de 1316), llamado Luis el Obstinado (en francés: Louis le Hutin), fue rey de Navarra y conde de Champaña y Brie (como Luis I) desde 1305 y rey de Francia desde 1314 hasta su muerte.

  5. Terminados los mundiales de ruta, se confirmó que Remco Evenepoel correría como profesional desde 2019 en el equipo Deceuninck-Quick Step de Patrick Lefevere, iniciando su temporada en América del Sur en la Vuelta a San Juan. [12] El 13 de junio de 2019, en la Vuelta a Bélgica, logró su primera victoria como profesional. [13]

  6. Según Juan de Salisbury (1110-1180), discípulo suyo en Sainte-Geneviève, entre los años 1136 y 1139 aproximadamente, Abelardo se vio nuevamente envuelto en polémicas, esta vez con la secta de los cornificienses, y era ya considerado el máximo maestro de lógica de su tiempo.

  7. Historia. La reforma gregoriana nace de la necesidad de llevar a la práctica uno de los acuerdos del Concilio de Trento: ajustar el calendario para eliminar el desfase producido desde el primer Concilio de Nicea, celebrado en 325, [3] [4] en el que se había fijado el momento astral en que debía celebrarse la Pascua y, en relación con esta, las demás fiestas religiosas móviles.