Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 44 resultados de búsqueda

  1. Referido habitualmente como don Juan de Borbón o como el conde de Barcelona (por su título de señalamiento), de haber reinado lo habría hecho como Juan III. [2] A pesar de no haber sido rey efectivo, su sepulcro se encuentra en el Panteón de Reyes del Monasterio de El Escorial e incluye la siguiente inscripción latina : Ioannes III, comes Barcinonae («Juan III, conde de Barcelona»).

  2. En 1854 el hermano de Federico Augusto, el rey Juan de Sajonia, le sucedió en el trono. Un estudioso, el rey Juan tradujo a Dante. [2] El rey Juan siguió una política federalista y proaustriaca a principios de la década de los años 1860 hasta el estallido de la guerra austro-prusiana.

  3. Pero algunos años después trató que el dictador nombrara sucesor a su hijo y apartara de la sucesión a la jefatura de Estado a Juan Carlos. Jaime de Borbón murió en el Hospital cantonal de San Galo, Suiza, el 20 de marzo de 1975. Diez años después, el rey Juan Carlos I ordenó el traslado de sus restos al Monasterio de El Escorial.

  4. El Banco Nacional de México te ofrece tarjetas de crédito, seguros e inversiones; abre tu cuenta con nosotros y accede a promociones y beneficios exclusivos.

  5. Nos, Ernesto, Duque de Sajonia-Coburgo-Gotha, Jülich, Cléveris y Berg, también Angria y Westfalia, Landgrave en Turingia, Margrave de Meissen, Príncipe Conde de Henneberg, Conde de la Mark y Ravensberg, Señor de Ravenstein y Tonna, etcétera. Casas Reales de Sajonia-Coburgo-Gotha Reinantes Casa Real de Bélgica

  6. El coronel Juan de Zengotita Bengoa, 1842. Museo del Prado. [12] Luisa de Prat y Gandiola, luego marquesa de Barbançon, h. 1845. Museo del Prado. [13] Los hijos del conde de Casa Flórez, 1828. La señora de Carballo, niña, h. 1838-1840. La Huida a Egipto, h. 1795. Museo del Prado [14] Fray Tomás Gasco, h. 1794. Museo del Prado [15]

  7. En Historia del Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial, fray José de Quevedo, bibliotecario del monasterio, cuenta: «Las puertas que están en el segundo descanso de la escalera conducen a los pudrideros, cuyo uso explicaré para desvanecer las muchas patrañas que sobre ellos se cuentan.