Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 1.460.000 resultados de búsqueda

  1. La política inicial de Enrique IV señalaba hacia objetivos que debían dar clara ventaja al Reino de Castilla: renovó la tradicional alianza con Francia, abriéndose, sin embargo, a nuevas relaciones mercantiles con Inglaterra, Flandes y Bretaña; hizo la paz con Aragón, poniendo término a las reclamaciones de Juan II y manteniendo su apoyo al príncipe de Viana, Carlos; firmó la paz con su cuñado de Portugal; reemprendió la guerra de Granada.

  2. 30 de sept. de 2016 · Enrique IV de Castilla, hijo de Juan II de Castilla y de María de Aragón, también llamada María de Trastámara, comenzó a reinar a los 29 años de edad. Ya había intervenido en las revueltas cortesanas para derribar a Álvaro de Luna y en las luchas nobiliarias por el poder, que alcanzarían mayor extensión y guerras en su reinado.

  3. Enrique de Trastámara (Medina del Campo, 1400 - Calatayud, 15 de junio de 1445, fallecido por las heridas recibidas en la batalla de Olmedo), fue un noble español, infante de Aragón, conde de Alburquerque, duque de Villena, conde de Ledesma y maestre de la Orden de Santiago hasta su muerte.

  4. Enrique II, que fue el primer monarca de la dinastía Trastámara en los reinos de Castilla y León, era el tercer hijo natural —tras Pedro y Sancho— de Alfonso XI y de su hermosa amante Leonor de Guzmán. Ésta es la imagen que ofreció de él el cronista Pedro López de Ayala: “Fue pequeño de cuerpo, pero bien fecho, é blanco é rubio, é de buen seso é de grande esfuerzo, é franco, é virtuoso, é muy buen rescebidor é honrador de las gentes”.

  5. 4 de feb. de 2016 · La historia olvidada de los Trastámara, los reyes fratricidas que vertebraron España Con Fernando y su hija Juana murió la dinastía que Enrique de Trastámara había empezado el 14 de...

    • Madrid
  6. 22 de mar. de 2011 · El 22 de marzo de 1369 Enrique de Trastámara mataba a su hermano Pedro I en Montiel y encontraba vía libre para ocupar el trono de Castilla. Lo que así contado puede parecernos la historia...