Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 41 resultados de búsqueda
  1. La monarquía absoluta, también conocida como absolutismo monárquico, es un régimen político cuyo poder está concentrado en una sola persona, el rey. Este fue el modelo político característico de algunos Estados europeos, principalmente de Francia y España, desde el siglo XVI hasta fines del siglo XVIII , aproximadamente.

  2. Absolutismo es la denominación de un régimen político, una parte de un periodo histórico, una ideología y un sistema político (el 'estado absoluto'), propios del llamado Antiguo Régimen, y caracterizados por la pretensión teórica (con distintos grados de realización en la práctica) de que el poder político del gobernante no estuviera sujeto a ninguna limitación institucional ...

  3. Monarquía absoluta. La monarquía absoluta fue la forma de gobierno dominante en la mayoría de los estados europeos entre los siglos XVI y XVIII. En este tipo de monarquía, el rey era el jefe supremo de la nación, sin restricciones en términos políticos, ejerciendo el Poder Ejecutivo y el Legislativo.

  4. La monarquía (del latín: monarchĭa; y este del griego antiguo: μοναρχία [monarkhía]) es una forma de Estado (aunque en muchas ocasiones es definida como forma de gobierno) en la cual un grupo integrado en el Estado, generalmente una familia que representa una dinastía, encarna la identidad nacional del país y su cabeza, el monarca, ejerce el papel de jefe de Estado.

  5. 13/10/2020 · Es un concepto histórico y cultural. Concepto abstracto que integra ciudadanía, territorio, organización y valores de referencia. Concepto concreto y reconocible, ya que se pueden identificar a sus actores. Puede haber una nación sin Estado. Ejemplo: nación judía durante la diáspora. Duración intemporal. Es permanente. Duración temporal.

  6. Monarquía parlamentaria y monarquía absoluta. Artículo principal: Monarquía absoluta; Estos tipos de monarquía tienen en común que el poder del Estado es ejercido por una sola persona, cuyo cargo prevalece de forma vitalicia y se hereda a hijos o familiares directos.

  7. Es evidente que en la monarquía absoluta no existían derechos ni garantías individuales, y que la inequidad era un fermento permanente del descontento, que se pudo mantener por el apoyo de los nobles, que recibían ciertos favores del rey, y del clero, que era parte del poder mismo en estados teocráticos como los de entonces.