Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 13.100 resultados de búsqueda
  1. Anuncio
    relacionado con: Carlota Augusta de Gales
  2. 100,000+ usuarios visitaron luxuryhotelsguides.com el mes pasado

    Top 10 Best Augusta Hotels (2021). Most Beautiful 5 Star Luxury Hotels. 2021's Best Augusta Hotels of 2021. Boutique Romantic Designer Hotels.

    The closest thing to an exhaustive search you can find - SMH

  1. Carlota Augusta de Gales (Londres, 7 de enero de 1796-Surrey, 6 de noviembre de 1817) fue la única hija de Jorge Augusto de Hannover, príncipe de Gales (y futuro rey Jorge IV del Reino Unido), y de la princesa Carolina de Brünswick-Wolfenbüttel.

  2. 16/05/2020 · consideradas inadecuadas tanto por su madre, Augusta de Sajonia - Gotha, como por sus consejeros políticos. Carlota llegó a Gran Bretaña en 1761, celebrándose Augusta de Sajonia - Gotha Gotha, Alemania, 30 de noviembre de 1719 - Londres, Reino Unido, 8 de febrero de 1772 fue princesa de Gales entre 1736 y 1751 Carlota del Reino Unido cuyo nombre completo fue Carlota Augusta Matilde nació ...

  3. Carlota Augusta de Gales (7 de enero de 1796-6 de noviembre de 1817) fue la única hija de Jorge IV, entonces príncipe de Gales, y Carolina de Brunswick. Si hubiera sobrevivido a su abuelo, el rey Jorge III, y a su padre, se habría convertido en reina del Reino Unido, pero murió después de dar a luz a la edad de 21 años.

  4. Carlota Augusta de Hannover fue la única hija de Jorge Augusto de Hannover, príncipe de Gales, y de Carolina de Brünswick-Wolfenbüttel. Los padres de Carlota se odiaban incluso antes de la boda y se separaron poco después. El príncipe Jorge dejó a Carlota al cuidado de varias gobernantas y criadas, pero no permitía que tuviera mucho contacto con su madre, que acabaría por dejar el ...

    • Antecedentes
    • Infancia
    • Adolescencia
    • Aislamiento Y Corte
    • Matrimonio Y Muerte
    • Consecuencias
    • Bibliografía

    En 1794 Jorge, príncipe de Gales, estaba buscando una esposa adecuada, un empeño que no buscaba asegurar la sucesión, sino porque el primer ministro William Pitt le había prometido un aumento de su renta si se casaba. A pesar de recibir un generoso sueldo por ser príncipe de Gales y duque de Cornualles, Jorge vivía muy por encima de sus posibilidades y, en 1794, el dinero que recibía dejó de ser suficiente para pagar los intereses de sus deudas.[1] Jorge había intentado casarse una vez, con su amante María Ana Fitzherbert, pero ese matrimonio se consideró inválido a los ojos de la ley porque el príncipe no tenía el consentimiento de su padre, el rey Jorge III, requisito obligatorio y consagrado en el Acta de Matrimonios Reales de 1772. A pesar de todo, Jorge mantuvo a María Ana Fitzherbert como amante, así como otras que también recibían muchas atenciones, como la condesa de Jersey.[2] Entre las candidatas, Jorge seleccionó dos princesas alemanas, primas directas. La primera, Luisa...

    Carlota nació en Carlton House, la residencia oficial del príncipe de Gales en Londres, el 7 de enero de 1796. Aunque a Jorge le desilusionó no tener un hijo, el abuelo de la princesa, el rey, que prefería una nieta, quedó encantado con el nacimiento de su primer nieto legítimo, ya que esperaba que el bebé consiguiera reconciliar a Jorge y a Carolina.[10] Sin embargo, esto no sucedió: tres días después del nacimiento de Carlota, Jorge redactó un testamento en el que estipulaba que, en caso de que él muriera, su esposa no tendría ningún papel en la educación de su hija, y por el cual legaba todos sus bienes a María Fitzherbert. A pesar de que en aquella época la gran mayoría de los miembros de la familia real no eran muy populares para el pueblo británico, el nacimiento de Carlota fue muy festejado.[11] El 11 de febrero de 1796, la princesa fue bautizada en el Gran salón del palacio de St. James y allí recibió los nombre de Carlota Augusta, en honor a sus abuelas, la reina Carlota y...

    A medida que Carlota iba convirtiéndose en adolescente, los miembros de la corte empezaron a encontrar su comportamiento poco correcto.[34] Lady de Clifford se quejaba de que Carlota enseñaba su ropa interior, que le llegaba hasta los tobillos, por debajo del vestido.[35] Una dama de compañía de Carlota, lady Charlotte Bury, cuyos relatos han sobrevivido hasta hoy, describió a la princesa como una «chica guapa» que tenía unos modales cándidos y que raramente «se comportaba de forma ‘correcta’».[36] Su padre, por su parte, se sentía orgulloso por su talento para montar a caballo.[37] A la princesa le gustaban Mozart y Haydn y se identificaba mucho con el personaje de Marianne de la novela Sentido y sensibilidad de Jane Austen.[38] A finales de 1810, la locura del rey Jorge empezó a empeorar. Carlota y su abuelo se querían mucho y, por ello, a la princesa le afectó mucho su enfermedad. El 6 de febrero de 1811, el padre de Carlota fue nombrado príncipe regente por el Consejo Privado,[3...

    La historia de la fuga y el regreso de Carlota no tardó en convertirse en el asunto más comentado de la ciudad. Henry Brougham, antiguo político liberal, afirmó: «Todo el mundo está contra el príncipe», y la prensa de la oposición escribió mucho sobre la historia de la princesa fugitiva.[62] A pesar de haberse reconciliado emocionalmente con su hija, el príncipe regente la envió a Cranbourne Lodge, donde sus criados recibieron órdenes de no perderla nunca de vista. Carlota consiguió enviar una carta a escondidas a su tío favorito, el príncipe Augusto, duque de Sussex. El duque respondió preguntándole al primer ministro conservador Robert Jenkinson en la Cámara de los Lores, sobre si Carlota era libre de entrar y salir de casa, si podía visitar la costa, como los médicos le habían recomendado anteriormente y si, ahora que tenía 18 años, el gobierno tenía la intención de darle una casa propia. El primer ministro se negó a contestarle,[63] y el duque fue llamado a Carlton House donde s...

    El matrimonio pasó la luna de miel en el palacio de Oatlands, la residencia del duque de York en Surrey. Sin embargo, no estaban bien en esa casa con todos los perros del duque y su olor. A pesar de todo, la princesa escribió que Leopoldo era «la perfección hecha amante».[89] Dos días después de la boda, la pareja visitó al príncipe regente en Oatlands, donde estuvo horas describiendo los pormenores de los uniformes a Leopoldo que, algo que según Carlota, «es el mejor ejemplo del ‘más perfecto’ sentido del humor».[90] El príncipe Leopoldo y su esposa regresaron a Londres para la época social y, cuando iban al teatro, la audiencia siempre los aplaudía y la compañía de teatro cantaba el «God save the king». Cuando Carlota empezó a sentirse mal durante una actuación en la ópera, el público se quedó bastante preocupado. Poco después, se anunció que la princesa había sufrido un aborto.[91] El 24 de agosto de 1816, la pareja se instaló en Claremont.[92] El médico de Leopoldo, Christian St...

    Henry Brougham escribió sobre la reacción del pueblo a la muerte de Carlota: «Es como si todas las casas de Gran Bretaña hubiesen perdido a su hija favorita».[107] El reino entró en un luto profundo hasta el punto que las fábricas textiles agotaran la tela negra. Incluso los pobres y los indigentes usaban brazaletes negros en la ropa. Las tiendas cerraron dos semanas, así como la Casa de Cambio Real, los tribunales y los puertos. Incluso las casas de apuestas cerraron el día del funeral en señal de respeto.[108] El periódico The Times escribió: «No nos corresponde a nosotros lamentar la visita de la Providencia (…) pero no hay nada impío en estar de luto por esto como una calamidad».[109] El luto era tal que los fabricantes de cintas y otros adornos (que no podían usarse en momentos de luto), pidieron al gobierno que disminuyera el periodo de luto al temer llegar a la bancarrota.[110] Solo hubo una opinión contraria, escrita por el poeta Percy Bysshe Shelley que, en un artículo titu...

    Aspinall, Arthur (1949). Letters of the Princess Charlotte 1811–1817. Londres: Home and Van Thal. (en inglés)
    Chambers, James (2007). Charlotte and Leopold. Londres: Old Street Publishing. ISBN 978-1-905847-23-5. (en inglés)
    Holme, Thea (1976). Prinny's Daughter. Londres: Hamish Hamilton. ISBN 978-0-241-89298-5. OCLC 2357829. (en inglés)
    Plowden, Alison (1989). Caroline and Charlotte. Londres: Sidgwick & Jackson. ISBN 978-0-283-99489-0. (en inglés)
  5. Carlota Augusta de Gales: la mujer que pudo cambiar la historia de Gran Bretaña. mayo 02, 2021 Todos conocemos a la Reina Victoria, la abuela de las monarquías europeas, que fue Reina del Reino Unido durante 63 años, pero lo que quizá no sepan es que, por poco, ni la Reina Victoria hubiera nacido, ni mucho menos sido la reina del Reino Unido.

  6. Candidatura a artículo destacado de Carlota Augusta de Gales. Resultado: APROBADA; Candidatura cerrada por Millars 22:43 17 ene 2013 (UTC) Comentarios: Carlota Augusta de Gales Propuesto por Alelapenya (vamos lá falar) 21:55 21 may 2012 (UTC) Plazo mínimo de discusión (7 días)