Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 899.000 resultados de búsqueda
  1. Eduardo VII del Reino Unido (Albert Edward; Londres; 9 de noviembre de 1841 - Ibídem, 6 de mayo de 1910) fue rey del Reino Unido y los dominios de la Mancomunidad Británica y emperador de la India del 22 de enero de 1901 hasta su muerte el 6 de mayo de 1910.

    • 9 de agosto de 1902
    • Victoria
    • Alberto Eduardo, (en inglés, Albert Edward)
    • Jorge V
  2. Eduardo VII y su esposa Alejandra. Los ideales germanófobos de la princesa de Gales fueron fácilmente compartidos por Eduardo, máxime cuando a partir de 1888 comenzó a gestarse una franca hostilidad entre éste y su sobrino, el recién coronado kaiser de Alemania Guillermo II (1888-1918).

    • Infancia Y Juventud
    • Matrimonio E Hijos
    • Vida Social
    • Reinado
    • Tío de Europa
    • Muerte

    Eduardo nació a las 10:48 de la mañana del 9 de noviembre de 1841 en el Palacio de Buckingham. Su madre era la Reina Victoria del Reino Unido, la única hija del Príncipe Eduardo, Duque de Kent y Strathearn y la Princesa Victoria de Sajonia-Coburgo-Saalfeld. Su padre era el Príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, primo y príncipe consorte de Victoria. Fue bautizado como Alberto Eduardo, el 25 de enero de 1842 en la [[Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor. Sus padrinos fueron Federico Guillermo IV de Prusia]], su tío abuelo el Príncipe Adolfo, Duque de Cambridge, Fernando II de Portugal, su tía María de Wurtemberg, la Princesa Carolina de Hesse-Kassel y su tía abuela la Princesa Sofía. Durante toda su vida fue llamado Bertie. Siendo el hijo mayor de un soberano británico, adquirió de forma automática los títulos de Duque de Cornualles y Duque de Rothesay desde su nacimiento. Como hijo del Príncipe Alberto también tuvo los títulos de Príncipe de Sajonia-Coburgo-Gotha y Duqu...

    Después de enviudar, la reina Victoria se retiró de la vida pública, pero poco antes de la muerte del príncipe-consorte, la reina arregló el matrimonio de su hijo con la princesa Alejandra, la hija de Cristian IX de Dinamarca. La pareja se casó el 10 de marzo de 1863. De esta unión nacieron cinco hijos: 1. Alberto Víctor(1864-1892), Duque de Clarence. 2. Jorge V (1865-1936 3. Luisa (1867-1931), Princesa Real y Duquesa de Fife 4. Victoria Alejandra del Reino Unido (1868-1935) 5. Maud (1869-1938), esposa del Rey Haakon VII de Noruega.

    Condenado por la reina Victoria a la inacción política, Eduardo se volcó hacia la actividad mundana y social, a la que por otra parte era tan aficionado; estableció su residencia en el palacio de Marlborough House, que se convirtió en el templo de la elegancia y en el centro neurálgico donde se reunían los grandes del reino y lo más granado de la sociedad inglesa y mundial (escritores, poetas, artistas, actores, intelectuales, banqueros, políticos, jefes de Estado, etc.). Apesar de su gordura, Eduardo se convirtió en el árbitro de la elegancia y los buenos modos, artes que cultivaba a la perfección gracias a su cosmopolitismo en sus gustos, los cuales todos los que le rodeaban se apresuraban a imitar. Los bailes y fiestas que organizaba se hicieron famosos en todo el país, contrastando con la seriedad y sobriedad palaciega impuestas por su madre en Buckingham Palace. Como viajero infatigable que era, tanto Eduardo como su esposa realizaron un buen número de viajes al extranjero, tod...

    Cuando la reina Victoria murió el 22 de enero de 1901, Bertie fue nombrado rey con 59 años, siendo hasta la fecha la segunda persona de más edad en ascender al trono británico (la más longeva fue Guillermo IV, que ascendió con 64 años). Para sorpresa de muchos decidió reinar con el nombre de Eduardo VII en vez de Alberto Eduardo I, el nombre que su madre había elegido para él (ningún soberano, ni inglés ni británico, ha reinado con un nombre doble). Eduardo VII y la reina Alejandra fueron coronados en la Abadía de Westminster el 9 de agosto de 1902. Los principales temas de interés de Eduardo VII fueron las relaciones internacionales y los asuntos navales y militares. Aprovechando su dominio del francés y del alemán, realizó numerosas visitas al extranjero. Hablaba el inglés con fuerte acento alemán. Uno de sus viajes más importantes fue una visita oficial a Francia en la primavera de 1903 por invitación del presidente Émile Loubet. Esta visita ayudó a crear la atmósfera para la Ent...

    Eduardo VII, a través de su madre y de su suegro principalmente, estaba emparentado con prácticamente todos los monarcas europeos, por lo que llegó a ser conocido como el «tío de Europa». El emperador alemán Guillermo II de Alemania, el zar Nicolás II de Rusia, el rey Alfonso XIII de España y Carlos Eduardo, Duque de Sajonia-Coburgo-Gotha, eran sobrinos de Eduardo (en el caso del rey Alfonso XIII, Eduardo VII era tío político, ya que el rey Alfonso XIII había contraído matrimonio con S.A. Victoria Eugenia de Battenberg, hija de su hermana, S.A.R la princesa Beatriz); Haakon VII de Noruega era su yerno y sobrino por matrimonio; el rey Jorge I de Grecia y el rey Federico VIII de Dinamarca eran sus cuñados; y el rey Alberto I de Bélgica, Manuel II de Portugal, Fernando I de Bulgaria, la reina Guillermina de los Países Bajos y el príncipe Ernesto Augusto, duque de Brunswick-Luneburgo, eran sus primos. Sus volátiles relaciones con su sobrino, Guillermo II de Alemania, incrementaron las t...

    El 6 de mayo de 1910, Eduardo estaba enfermo de bronquitis. Se fumó un cigarro al mediodía y sufrió un infarto, muriendo a las 23:45 en el Palacio de Buckingham.

    • 9 de agosto de 1902
    • 22 de enero de 1901-6 de mayo de 1910
  3. Eduardo VII Rey de Gran Bretaña e Irlanda Nació el 9 de noviembre de 1841 en Londres. Hijo de la reina Victoria y del príncipe Alberto. Cursó estudios en las universidades de Edimburgo, Oxford y Cambridge.

  4. Alberto Eduardo o Eduardo VII nace en Londres el 9 de noviembre de 1841 en el Palacio de Buckingham siendo hijo de Victoria del Reino Unido y del Príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha. Bautizado en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor.

    • 06 Mayo 1910
    • Scorpio
    • 09 Noviembre 1841 | Inglaterra
  5. EDUARDO VII DE INGLATERRA (1841-1910): Eduardo VII jugó un papel importante en la política internacional de comienzos del siglo XX. Pese a las Limitaciones constitucionales de la monarquía inglesa, este soberano influyó de modo decisivo en la orientación de la Gran Bretaña en los graves problemas que planteaban las relaciones extranjeras en aquel momento.

    • Larga Trayectoria Como Príncipe de Gales
    • El Reinado de Eduardo VII
    • Repercusión Histórica Del Reinado de Eduardo VII
    • Bibliografía

    Aunque Eduardo siguió escrupulosamente el austero y recio programa educativo trazado por sus padres, el joven príncipe heredero no tardó mucho tiempo en decepcionar a sus progenitores por su escaso interés en los estudios. En sus primeros años de vida, el príncipe creció bajo la opresiva tutela materna. De naturaleza despierta y algo rebelde, amante de las aventuras, desde muy pequeño acompañó a sus padres en varios viajes oficiales al exterior, como el que hicieron en 1856 a París en la Corte del emperador Napoleón III(1852-1870). Eduardo quedó gratamente impresionado por la sociedad parisina y la cultura tan refinada francesa, francofilia que jamás abandonaría y que a la postre resultaría determinante cuando accedió al trono para buscar el acercamiento político y militar con el país galo. Tras acabar su primera formación académica en Edimburgo, donde se interesó por la Química industrial, el príncipe Eduardo adquirió una ligera instrucción militar sirviendo en el 16º Regimiento de...

    Por fin, cuando contaba cincuenta y nueve años de edad, Eduardo fue proclamado rey de Gran Bretaña el 25 de junio de 1901. En contra de la opinión general de la clase política debido a su pasado, el nuevo rey impresionó favorablemente al asumir desde un primer momento la grave responsabilidad que se abatía sobre sus espaldas tras ser coronado el rey de la primera potencia mundial en aquellos momentos. Toda su preocupación fue devolver a la realeza británica su esplendor, reafirmando al mismo tiempo sus prerrogativas. Para ello, insistió en que las ceremonias de su coronación, postergadas al 9 de agosto de 1902 como consecuencia de una grave recaída de su salud, fueran del todo punto suntuosas.

    Amante de la buena vida, de carácter amable, Eduardo VII está considerado como una de las figuras más representativas de la época dorada de principios del siglo XX, conocida como la Belle Époque, así como de la Europa imperial de finales de siglo XIX, que apesar de su decadencia y provincianismo todavía seguía imponiendo un poderoso atractivo e influjo en la mente colectiva de aquellas gentes. Visitante asiduo de los hipódromos, balnearios de postín y de las más fastuosas recepciones de la sociedad aristocrática de su tiempo, actuó como soberano indiscutible de la moda, imitado hasta la saciedad por la clase acomodada, que no dudaba en adoptar prendas que, en la mayoría de los casos, Eduardo VII se veía obligado a vestir para disimular su marcada opulencia. Precisamente, fueron su elegancia y su carácter extravertido los que le permitieron brillar como personaje fastuoso. Sus propias debilidades, plato exquisito para la mordiente prensa amarilla inglesa siempre a la búsqueda de escá...

    HIBBERT, Christopher: Edward VII: a portrait. (Londres: Ed. Allen Lane. 1976).
    MAUROIS, André: Eduardo VII y su época. (Barcelona: Ed. Juventud. 1958).
  1. Otras búsquedas realizadas