Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 32.600 resultados de búsqueda
  1. Elizabeth Siddal. Elizabeth Eleanor Siddall Rossetti ( Londres, 25 de julio de 1829 - 11 de febrero de 1862 ), conocida también como Lizzie Siddall, fue una poeta, artista y modelo británica, retratada a menudo por los artistas de la Hermandad Prerrafaelita y especialmente por su esposo, el pintor Dante Gabriel Rossetti.

  2. Elizabeth Siddal. Elizabeth Eleanor Siddall (25 July 1829 – 11 February 1862), styled and commonly known as Lizzie, was an English artist, poet, and artists' model. (Her surname was shortened to Siddal after her marriage to Dante Gabriel Rossetti .) Siddall was an important and influential artist and poet.

    • 25 July 1829, London, England
    • artist, poet, artist's model
  3. Ophelia, Sir John Everett Millais, Bt 1851 - 1952. Después de una larga enfermedad y una casi igualmente larga adicción al láudano, Elizabeth Siddal murió en 1862, 1 año después de que diera a luz a una niña muerta. La leyenda cuenta que a menudo se la veía meciendo en brazos al fantasma de su hija. Su esposo, el poeta y pintor Dante ...

    • enfermedad: Sus Orígenes
    • Escritora Y Pintora
    • Vida Íntima
    • Tragedia Y Leyenda
    • Culpa Y Sacrificio

    Mientras posaba para el cuadro Ophelia de John Everett Millais, flotaba en una bañera llena de agua para representar el ahogamiento de Ofelia. Y así en el invierno londinense de 1852, para su primer cuadro como modelo, se entregó al mito y permitió que el pintor la tuviese durante horas en interminables sesiones sumergida bajo las aguas, buscando con ello lograr la apariencia y rigor mortis que Millais necesitaba para su Ofelia. Millais la pintó diariamente. Puso velas debajo de la bañera para entibiar el agua. En una ocasión, las velas se apagaron y el agua se volvió lentamente helada. Millais estaba tan concentrado en su pintura que no lo notó y Siddal no se quejó. Después de esa sesión ella se enfermó gravemente de neumonía, o tal vez de un resfriado. Su padre creía que Millais era responsable y lo forzó a pagar una indemnización para cubrir los gastos del doctor. Se pensó que sufría de tuberculosis, pero algunos historiadores actualmente creen que es más probable que haya sido u...

    Fue la principal musa de Dante Gabriel Rossetti en la mayor parte de su juventud. Después de conocerla, la pintó constantemente, excluyendo así a casi todas las otras modelos y evitando que ella modelara para los otros prerrafaelistas. Estos dibujos y pinturas culminaron con Beata Beatrix, pintada en 1863, un año después de su [[muerte]. Ella fue la modelo para dicho cuadro, que muestra a la Beatriz de Dante Alighieriorando. Fue Rosetti quien la introdujo en el mundo de la pintura, no ya como modelo, sino como pintora. Su obra contrasta profundamente con la de su mentor, resultando áspera en comparación a las de Rosetti; ello puede apreciarse perfectamente en el autorretrato que realizó, que no guarda demasiado parecido con la belleza etérea que encontramos en los cuadros en los que aparece como modelo. Sus dibujos solían representar temas tomados de las leyendas artúricas o idealizaciones de la edad medieval, en una línea propia de los prerrafaelistas, mientras que sus poemas eran...

    Vivieron algunos años juntos. La dedicación a la poesía y a la pintura no sustrajo a la cada vez más enfermiza y depresiva Elizabeth de los celos ampliamente justificados, llegando a arrojar al Támesis los retratos que Rossetti dibujaba de otras mujeres. En todos esos años Rossetti canceló a último momento y en repetidas oportunidades sus promesas de casamiento, motivado por sus incesantes infidelidades y la presión de su familia que la detestaba por provenir de la clase trabajadora, afectando notablemente a los ánimos y a su ya de por sí frágil salud. Dante cumplió su promesa y por fin se casaron en 1860, en una ceremonia sin parientes ni amigos, luego de dos años de separación motivados por las constantes infidelidades de Rosetti. Pero la vida no estaba dispuesta a hacerlos felices. En 1860 Rosetti la pinta embarazada en el cuadro "Regina Cordium", con la mirada perdida y gesto de tristeza. La hija que llevaba dentro no nacería viva. Elizabeth no se recuperó del golpe y se pasaba...

    El más extravagante de los amoríos de Rossetti fue el que vivió con una modelo muy poco agraciada: Fanny Conforth. Elizabeth amenazó varias veces a Rossetti con el suicidio pero él no la tomó en serio. Cierta noche, el poeta Algernon Swinburne fue a cenar a la casa de Dante Rossetti. Después del festín, Rossetti se dispuso a partir a un colegio comunitario (fundado por John Ruskin) en donde daba clases a obreros y empleados de las clases marginales. Swinburne, siempre caballeroso, se ofreció a acompañarlo. Cuando salieron a la calle, y Rossetti estuvo a salvo del oído atento de su esposa, confesó que no iría a clase esa noche. Cerca del amanecer, Dante Rossetti regresó al hogar, vencido por las exigencias físicas de su encuentro ilegítimo. El poeta entró al dormitorio procurando no hacer ruido. Lizzie estaba enferma, y los médicos le habían recomendado la más estricta calma. Elizabeth Siddal se había quitado la vida esa madrugada ingiriendo una dosis letal de cloral, el mismo que lo...

    Al día siguiente de su muerte se organizó un funeral íntimo, sólo los amigos cercanos de la pareja asistieron. Dante Rossetti, loco de culpa, aprovechó un momento de descuido para deslizar algo en el ataúd. Tomó las manos gélidas de su amada y las colocó alrededor de un cuaderno manuscrito, una especie de sacrificio, de expiación, para aplacar a los demonios que se agitaban en su corazón. Se veía a sí mismo como el asesino de su esposa, de manera que decidió sacrificarle lo más preciado que tiene un poeta: su obra.

    • Los Prerrafaelitas
    • Elizabeth Siddal Y La Muerte de Ofelia
    • Musa, Esposa Y Artista Autodidacta
    • Soledad Y Láudano
    • Boda, Embarazo Y Muerte
    • Tumba Y Legado

    Antes de seguir con Elizabeth Siddal hay que detenerse unmomento en la Hermandad Prerrafaelita. Éstos eran un grupo de jóvenes artistas que, como es su obligación, querían romper con los cánones artísticos de sus mayores. En su mayoría hombres de clase alta, exquisita educación y buenas rentas para dedicarse a pintar, escribir poemas y hacer crítica artística. La Hermandad fue fundada en Londres en 1848 por John Everett Millais, Dante Gabriel Rossetti y William Holman Hunt. También cabe destacar al crítico de arte John Ruskin. La mirada de estos artistas buscará un pasado romántico, destacando personajes y temas medievales muy idealizados. Elizabeth Siddal tenía la presencia perfecta para encarnar ese ideal. Como heroína o como víctima. No se cuál de las dos vieron ellos en Siddal.

    Una de las primeras piezas para las que posó Siddal es la que le ha hecho más famosa y que hoy día es una de las joyas que exhibe la Tate Gallery de Londres: “Ofelia” (1852), de John Everett Millais. El cuadro recrea la muerte del personaje de Ofelia en Hamlet, algo que en la obra no se representa, sino que la cuenta uno de los personajes. La pintura de Millais es, por tanto, la primera representación gráfica de la misma. Y la que fijará el tema, con Elizabeth Siddal como la ‘verdadera’ Ofelia. Se supone que Ofelia flota sobre el agua, con solo la cara y las manos fuera, mientras el vestido flota y su vida se apaga poco a poco. Para captar exactamente esa imagen Millais mete a Elizabeth en una bañera durante horas. Calienta el agua con unas velas bajo la pila, que supongo que no conseguirían gran cosa. Así Siddal tenía la expresión apropiada para el cuadro: muerta de frío. Además, en una de las sesiones, el pintor, absorto en su trabajo, no se dio cuenta de que las velas se habían a...

    Nunca más volvió a posar para Millais, aunque sí se convirtió en la musa preferida de todos los pintores prerrafaelitas. Y entre todos ellos, la preferida de Dante Rosseti. Fue su Betriz, en el famoso cuadro «Beata Beatrix» (1870), que rememora la famosa obra de Dante Aligheri. Pronto surgió el flechazo e iniciaron una relación.Rosseti se dedicó a pintar a su amada de manera casi obsesiva. La admiraba hasta el límite, pero más como un ideal o como un objeto precioso que como una persona de carne y hueso. Era una relación abusiva de posesión; le prohibió posar para nadie más. Pero Rosseti sí se dio cuenta del potencial de Elizabeth Siddal para el arte.Ella iba sobrada de inteligencia, sensibilidad y ganas de aprender. De forma autodidacta, y con alguna ayuda de su marido (a modo de Pigmalión) la joven analfabeta se fue convirtiendo en una poeta y pintora de cualidades notables.

    Rosseti andaba por ahí con su vida de artista bohemio mientras Siddal se quedaba en casa centrada en sus poesías y sus cuadros. Y dándole al láudano. No tengo claro si empezó como remedio médico para una salud débil –empeorada tras lo de Ofelia–o simplemente como divertimento; el uso recreativo del opio no era algo inusual en ciertos ambientes.El caso es que acabó muy enganchada al láudano, del que no logró deshacerse hasta el final de su corta vida. Las infidelidades de su marido, que ella misma deja entrever en sus poemas, también ayudaron. Elizabeth lo llevó como pudo. Y con más láudano. Su carácter se fue haciendo más sombrío, inestable y melancólico. Prueba de ello es el impactante autorretrato de 1854. Esta claro que ella no se veía a sí misma tal como la idealizaron susprerrafaelitas. Sus poesías van en la misma línea. En «Worn Out» (Agotada) escribe: “Sólo puedo darte un corazón herido/ Y unos ojos agotados por el dolor/ Una boca perdida no puede sonreír, / Y tal vez ya nunc...

    Tras nueve años de relación, Rosseti vence los prejuicios de clase –él de familia rica, ella trabajadora– y accede finalmente a casarse. La salud física y mental de Elizabeth Siddal está ya bastante deteriorada. En 1861 queda embarazada. La niña nace prematura y muerta, presumiblemente porque por aquel tiempo Siddal ya va de láudano hasta las cejas. El círculo vicioso se acelera. La depresión se acentúa. Cuentan los testigos que se la encuentran cantando una nana mientras mece una cuna vacía y pide silencio para dormir a un bebé inexistente. La noche del 10 de febrero de 1863 Elizabeth Siddal no pudo más. Tomó una sobredosis de láudano y cayó inconsciente. Durante esa noche se intentó reanimarla, pero en vano.A primera hora de la mañana se certificó su muerte como accidental. Tenía pinta de suicidio, aunque igual solo se le fue la mano con el láudano.

    Podríamos decir que por fin descansó, pero no sería del todo cierto. Rosseti estaba sufriendo problemas de visión, por los que había decidido pasarse de la pintura a los versos. La muerte de su esposa le conmocionó y decidió coger sus poemas inéditos y meterlos en el ataúd, junto a su amada. Años después, con la vista ya muy tocada (y dicen que también un poco pasado de drogas) Rosseti quiso recuperar esos versos que había enterrado junto a la roja cabellera de Elizabeth. Él no fue, pero un grupo de amigos accedió a abrir la tumba y recuperar los versos. El hecho se hizo público, los legajos estaban muy dañados y tampoco consiguió gran cosa, más que la falta de respeto final hacia su exmujer fuera conocida por todo el mundo. Elizabeth Siddal dejó el rostró de Ofelia para la posteridad y una diosa idealizada y luminosa como musa del prerrafaelismo. También otra cara, muy distinta, en su propia pintura. Y unos poemas rescatados por los amantes del gótico romántico muchos años después...

  4. 03/01/2020 · Elizabeth Siddal by Dante Gabriel Rossetti, 1852, is one of the paintings on display at an exhibition at London’s National Portrait Gallery (Credit: Delaware Art Museum)

  5. 20/02/2018 · Elizabeth Siddal: sexo, drogas y óleos en la Hermandad Prerrafaelita. Imaginen un domingo tarde cualquiera. La modorra les aprisiona mientras alguien sugiere ver algo en Netflix. Ante sus ojos empiezan a desfilar cientos de títulos, películas, series, documentales, todos parecen interesantes, otros reconocibles.