Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 424.000 resultados de búsqueda
  1. Anuncio
    relacionado con: Gripe wikipedia
  2. 100,000+ usuarios visitaron peoplelooker.com el mes pasado

    Explore Gripe's Public Records, Phone, Address, Social Media & More. Look Up Any Name. Explore Gripe's 1. Phone Number 2. Address 3. Email & More. Lookup Any Name - Try Today!

  1. Las denominaciones gripe A y gripe A (H1N1), usadas por numerosos medios de comunicación, pueden dar lugar a confusiones, ya que ha habido otras pandemias de gripe A (H1N1) en épocas pasadas. Por esta razón, este virus fue conocido oficialmente por la Organización Mundial de la Salud como Virus H1N1/09 Pandémico , haciendo referencia al año de su aparición.

  2. en.wikipedia.org › wiki › GripeGripe - Wikipedia

    Gripe may refer to: Arena Gripe, an indoor sporting arena located in Split, Croatia. Gripe water, a product sold to relieve colic and other gastrointestinal ailments and discomforts of infants. Gripe site, a type of website devoted to the critique and or mockery of a person, place, politician, corporation, or institution.

  3. ast.wikipedia.org › wiki › GripeGripe - Wikipedia

    El gripe, gripa o influenza ye una enfermedá infeiciosa d'aves y mamíferos causada por un tipu de virus de ARN de la familia de los Orthomyxoviridae.Les pallabres gripe y gripa vienen de la francesa grippe (procedente del suizu alemán grupi) (acurrucase), ente que influenza procede del italianu.

    • Historia
    • mortalidad, Letalidad Y Morbilidad
    • Tratamientos
    • Estudios Recientes
    • contención Con Los Medios actuales
    • Investigación
    • Enfermos Célebres
    • Véase también
    • Bibliografía
    • Enlaces Externos

    Tradicionalmente se ha considerado «enfermo cero» al cocinero Gilbert Michell de Fort Riley en Kansas ingresado el 4 de marzo de 1918. Horas después ya se contabilizaban decenas de casos, hasta el punto de tener que habilitar un hangar para los enfermos, pues el hospital no tenía capacidad suficiente.[15]​ Sin embargo, investigadores como Santiago Mata[12]​ recogen informes y publicaciones donde se afirma que ya se habían detectado brotes muy virulentos de la gripe meses antes y no en Kansas, sino en casi todos, por no decir todos, los campamentos militares estadounidenses habilitados para el envío de soldados a Europa.[nota 1]​ La gripe llevaba tiempo incrementando sustancialmente su tasa de mortalidad. Así, Mata recoge el dato de 18 886 muertos por gripe en 1916, un 2,6 % de mortalidad cuando una gripe estacional arrojaba en Estados Unidos una mortalidad media de un 0,056 %. Esta tasa de mortalidad en 1916 suponía ya un incremento del 65 % respecto a 1915 y a su vez la mortalidad...

    Se desconoce la tasa de mortalidad de la pandemia de 1918-1920. Autores como Juan Carlos Losada (2012) estiman que la tasa de letalidad —es decir, el porcentaje de infectados que murieron por la gripe— fue del 10 % al 20 %. Su tasa de morbilidad pudo llegar hasta la mitad de la población mundial,[30]​ pero otras fuentes la elevan hasta dos tercios,[16]​ esta tasa de mortalidad especifica significa que entre un 3 % y 6 % de la población mundial murió,[9]​ pero varía muchos con las poblaciones, pues pueblos indígenas del Pacífico o el Ártico llegaron a perder hasta el 90 % de su población.[16]​ La gripe pudo haber matado a 25 millones de personas en las primeras 25 semanas. Estimaciones más antiguas indicaban que murieron entre 40 y 50 millones de personas.[8]​ Sin embargo, gran cantidad de países no disponían de un servicio sanitario capaz de recoger datos fidedignos y muchos de los muertos no fueron contabilizados; por esta razón estimaciones actuales mencionan entre 50 y 100 millon...

    La población mundial está inmunizada para cepas de la gripe que son habituales, pero ante mutaciones o nuevas cepas muy agresivas puede estar muy indefensa. En 1918 no había vacunas. Los primeros estudios comenzaron de manera eficaz en 1931 y en los años cuarenta el ejército de los Estados Unidos desarrolló las primeras vacunas inactivas aprobadas para la gripe, que se utilizaron en la Segunda Guerra Mundial.[45]​[46]​ Ante la pandemia de 1918 no se lleva la cuenta de cuántos remedios milagrosos se anunciaron.[15]​ Pero los médicos también utilizaron todos los recursos a su alcance: desde el antiguo arte de sangrar a los pacientes, administrarles oxígeno, hasta suministrar cantidades enormes de aspirinas. Se trató de desarrollar nuevas vacunas y sueros, principalmente contra varios tipos de neumococos y lo que ahora se llaman Haemophilus influenzae, un nombre derivado del hecho de que originalmente se consideraba el agente etiológico. Pero solamente una medida terapéutica mostró alg...

    El 26 de febrero de 2001 en la publicación científica PNAS se reconstruyó por primera vez un virus de gripe con la secuencia del segmento NS del virus de 1918 y con la secuencia de un virus adaptado en ratones. Los investigadores reconstruyeron ese virus quimera y evaluaron su virulencia.[51]​ Los investigadores que realizaron este trabajo comprendieron que la clave para entender el potencial de virulencia de una cepa de virus de gripe pasaba por estudiar su patrón molecular y las características fenotípicas asociadas a su secuencia genética; en otras palabras, la clave para entender la virulencia de una cepa de gripe requiere manipular la secuencia genética del virus y estudiar su comportamiento. La técnica biomolecular que permite realizar tales estudios recibe el nombre de «genética reversa». La genética reversa se basa en la posibilidad de «rescatar» un virus de novoa partir de la expresión de su material genético. La expresión coordinada del genoma de un virus en una célula usa...

    Si en el siglo XXI se produjera una zoonosis causante de un virus muy virulento y del que la especie humana no hubiera tenido contacto alguno, no se considera posible detenerlo con los medios actuales, al menos la primera oleada (véase el ejemplo de la pandemia de COVID-19). Ciertamente la Humanidad cuenta con varias ventajas respecto a la situación científica y técnica de 1918. Algunas de las más importantes son:[16]​ 1. Poseer laboratorios de contención biológicanivel 3 y 4 en lugar de tener los científicos que investigar protegidos simplemente por una bata y una mascarilla. 2. Disponer los hospitales mucho mejor equipados, con medios como unidades de cuidados y de vigilancia intensiva. 3. Poseer más información y experiencia, tanto en el aislamiento, estudio del agente infeccioso para sintetizar vacunas, como en el conocimiento de los patógenosy las formas de combatirlos, en 1918 no tenían claro si era un virus, una bacteria o algún otro causante. 4. Disponer de una industria far...

    El origen de la pandemia de gripe de 1918 y la relación entre los brotes casi simultáneos en humanos y cerdos han sido controvertidos. Una hipótesis es que la cepa del virus se detectó en Fort Riley, Kansas, en virus en aves de corral y cerdos que el fuerte crio para alimento; Los soldados fueron enviados desde Fort Riley alrededor del mundo, donde propagaron la enfermedad.[53]​ Las similitudes entre una reconstrucción del virus y los virus aviarios, combinada con la pandemia humana que precede a los primeros informes de influenza en cerdos, llevaron a los investigadores a concluir que el virus de la influenza saltó directamente de las aves a los humanos, y los cerdos contrajeron la enfermedad de los humanos.[54]​[55]​ Otros no están de acuerdo,[56]​ y una investigación más reciente ha sugerido que la cepa puede haberse originado en una especie de mamífero no humano.[57]​ Se ha establecido una fecha estimada para su aparición en huéspedes mamíferos en el período 1882-1913.[58]​ Este...

    Alfonso XIII, rey de España. Aunque nuevos estudios sugieren que tuvo anginas y la enfermedad sería una escarlatina (Fuente: Diario ABCde la época).
    Manuel García Prieto, presidente del Gobierno de España.
    Edvard Munch, artista noruego que pintó su autorretrato enfermo.[69]​
    Armando Reverón, artista venezolano que la superó mediante un extraño método, el cual consistía en trotar durante un largo rato y luego, todo sudoroso, bañarse con agua fría [70]​
    Carbonetti, Adrián (2010). «Historia de una epidemia olvidada. La pandemia de gripe española en la argentina, 1918-1919». Desacatos (32): 159-174. ISSN 2448-5144.
    Dávila M., Dora (2000). Caracas y la gripe española de 1918: epidemias y política sanitaria. Universidad Católica Andrés Bello. ISBN 9789802442539.
    Echeverri Dávila, Beatriz (1993). La gripe española: la pandemia de 1918-1919. Centro de Investigaciones Sociológicas. ISBN 84-7476-187-5.
    Davis, Ryan A. (2013). The Spanish Flu: Narrative and Cultural Identity in Spain, 1918 (en inglés). Springer. ISBN 978-1-137-33920-1.
    • Febrero de 1918[1]​
    • Generalidades
    • Estructura
    • Genética
    • Patogenia
    • Historial de Epidemias O pandemias por Influenza A
    • Amenaza para Los Pueblos Indígenas
    • Prevención, Influenza Y Vacunas
    • Tratamiento Y Profilaxis: Agentes Antivirales

    La Influenza ataca preferentemente el tracto respiratorio alto, la nariz y garganta, bronquios y raramente también los pulmones. La infección usualmente dura una semana Es caracterizada por un inicio súbito de fiebre alta, dolores musculares, dolor de cabeza, malestar general fuerte, tos no productiva, dolor de garganta y secreción nasal. La mayoría de las personas se recupera en una o dos semana sin requerir tratamiento alguno. En los extremos de la vida (bebés y ancianos) así como en personas que padecen enfermedades previas como: Enfermedades Respiratorias Crónicas, Diabetes Mellitus, Cáncer, Enfermedades Renales o Cardiológicas, la Influenza se constituye en un serio riesgo para la vida. En estas personas la infección puede desarrollar complicaciones graves, empeorar las enfermedades de fondo llegando inclusive a la neumonía y la muerte. La Influenza aparece rápidamente alrededor del mundo en epidemias estacionales, generando impacto económico en las poblaciones afectadas por lo...

    La estructura física de todos los subtipos de virus influenza A es similar. Los viriones envueltos pueden ser de forma esférica o filamentosa. En las muestras clínicas, las cuales han sobrellevado un limitado movimiento entre tejidos o huevos de cultivo, tienden a ser partículas más filamentosas que esféricas, mientras que las cepas pasadas por el laboratorio son viriones generalmente esféricos.[5]​

    El genoma del Virus influenza A está contenido en ocho cadenas simples (no apareadas) que codifican diez proteínas: HA, NA, NP, M1, M2, NS1, NS2, PA, PB1 y PB2. La naturaleza segmentada del genoma permite el intercambio del repertorio genético entero entre las diferentes cepas virales durante la cohabitación celular, por eso se las denomina recombinantes. Los ocho segmentos o cadenas de ARNson: 1. HA, codifica una hemaglutinina (se requieren unas 500 moléculas para formar un virión). La seriedad de la infección en un organismo está determinado por HA. Los virus de influenza se desprenden de la superficie apical de células epiteliales (por ej: las células bronquiales) a la luz del túbulo pulmonar, por lo que tiene tropismo pulmonar. La razón es que HA se adhiere a una enzima (triptasa), el cual está restringido al epitelio pulmonar. Sin embargo los subtipos de HA, llamados H5 y H7, permiten adherirse a otras enzimas que les da acceso a otros órganos además del pulmón.[6]​ 2. NA, codi...

    Existe una animación sobre la replicación del virus dentro de las células en el Observatorio para la Salud de la Universidad de Guadalajara.

    Las pandemias por este género de virus se han producido con una periodicidad aproximada de diez-quince años desde la que se produjo en 1918. Son más graves y extensos debido a la tendencia de los antígenos hemaglutinina y neuraminidasa a tener una variación antigénica periódica. Cuando se produce en la Influenza A una desviación antigénica menor, que también se da en los Influenza B y en mucha menor medida en los Influenza C, se producen las epidemias estacionales.[7]​ Estas epidemias comienzan de forma brusca, alcanzan su máximo en dos o tres semanas y ceden también en unos meses. Suelen ocurrir en los meses de invierno en ambos hemisferios, siendo muy raro encontrar un virus influenza A fuera de las epidemias. Se desconoce si estos virus en las épocas interepidémicas se mantienen en reservorios animales o si el reservorio es humano con transmisión interepidémica de bajo nivel por transmisión persona-persona. En la época contemporánea los transportes rápidos contribuyen a la expans...

    Los pueblos indígenas son especialmente vulnerables a la gripe A. Si viven aislados o no contactados carecen de inmunidad contra esta enfermedad. En este caso cualquier contacto puede ser mortal para ellos.[13]​ Los pueblos indígenas contactados también se ven muy afectados por la gripe A, porque muchas veces viven en situaciones de pobreza con graves problemas de salud por falta de asistencia sanitaria. Por eso una pandemia puede tener consecuencias devastadoras para ellos.

    La vacunación es la medida principal para prevenir la Influenza y reducir el impacto de las epidemias. Varios tipos de vacunas de Influenza han sido utilizados durante más de 60 años. Son seguras y efectivas en la prevención de brotes de Influenza.[7]​ Es recomendable que las personas mayores y aquellas a quiénes se les considere de “alto riesgo” sean vacunadas. La vacunación en el adulto mayor ha contribuido a reducir la morbilidad relacionada con Influenza en 60% y la mortalidad en 70-80%. Inclusive en adultos saludables la vacuna ha demostrado ser muy efectiva (70-90%) en términos de reducción de la morbilidad, demostrando ser una estrategia coste efectiva. En este grupo etario. La efectividad de la vacuna dependerá primariamente de la edad y del estado inmunológico de la persona vacunada, así como del grado de similitud entre los virus circulantes y los de la vacuna. En consecuencia la vacunación puede reducir los gastos de salud generados por la enfermedad y la pérdida de produ...

    Para la mayoría de personas la influenza es una enfermedad del tracto respiratorio superior que dura varios días y que sólo requiere tratamiento sintomático. En pocos días el virus es eliminado del cuerpo. Antibióticos, tales como penicilina están diseñados para destruir bacterias no pueden atacar a los virus. Por tanto los antibióticos no juegan un rol en el tratamiento de la Influenza, aunque ellos son usados para tratar complicaciones. Drogas antivirales para Influenza son importantes coadyuvantes de la vacunación para el tratamiento y prevención de la Influenza. Sin embargo no son substitutos de la vacunación. Durante muchos años, cuatro drogas antivirales que actúan previniendo la replicación del virus han sido utilizadas. Ellas difieren en términos farmacocinéticos, efectos colaterales, vías de administración, grupos de edad objetivo, dosis y costes. Los antivirales deberían usarse en aquellos pacientes con alguna condición de inmunosupresión. Cuando son tomados antes de la in...

  4. La pandemia de gripe A (H1N1) de 2009-2010 [2] fue una pandemia causada por una variante del Influenzavirus A (subtipo H1N1), que surgió en 2009.Las denominaciones gripe A (H1N1), usadas por numerosos medios de comunicación, pueden dar lugar a confusiones, ya que ha habido otras pandemias de gripe A (H1N1) en épocas pasadas.

    País O Territorio
    Caso(s) Confirmado(s)
    Fallecido(s)
    Recuperado(s)
    222 360
    254
    222 106
    166 922
    122
    166 800
    162 148
    923
    161 225
    157 626
    198
    157 428
  1. Otras búsquedas realizadas