Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 180.000 resultados de búsqueda
  1. Jorge IV del Reino Unido ( Londres, 12 de agosto de 1762 - Windsor, 26 de junio de 1830) fue rey del Reino Unido y de Hannover, desde el 29 de enero de 1820 hasta su muerte. Anteriormente había servido como príncipe regente cuando su padre, Jorge III, sufrió una permanente recaída de locura a causa de la porfiria que padecía.

    • Su Majestad
    • Jorge III
    • Jorge Augusto Federico (en inglés, George Augustus Frederick)
    • Guillermo IV
    • Biografía Y Vida
    • Carrera en La Política Y La Corte
    • Curiosidades Históricas
    • fallecimiento.
    • Fuentes

    Nacimiento y Bautizo: Nació el 12 de agosto de 1762 en Londres. El 8 de septiembre fue bautizado por Thomas Secker, arzobispo de Canterbury; sus padrinos fueron Carlos II de Meckenburgo-Strelitz, s...

    El rey Jorge III le otorgó el título de príncipe de Gales y Conde de Chester el 19 de agosto de 1762.

    Deudas

    Las deudas de Jorge IV llegaron a alcanzar la extraordinaria suma de £660.000 en 1796. El Parlamento, le concedió entonces la cantidad de £161.000 para pagar sus deudas, además de £20.000 para mejoras en su residencia, Carlton House. El rey también acordó aumentar en £10.000 los ingresos anuales del príncipe de Gales. Mas tarde se le proporcionó por el Parlamento una suma adicional de £65.000 por año. En 1803, £60.000 más le fueron asignados, y las deudas del príncipe de Gales fueron pagadas...

    En 1820 Jorge IV estaba exageradamente obeso y era posiblemente adicto al láudano. Al final de su reinado el rey evitó mostrarse en público. También mostraba alguno de los síntomas de la enfermedad que afectó a su padre. Jorge IV murió en el Castillo de Windsor el 26 de junio de 1830, a los 67 años de edad, siendo sepultado en la Capilla de San Jorgeen Windsor. Murió sin dejar herederos varones. Su hermano Guillermo IVle sucedió en el trono.

  2. Jorge IV del Reino Unido Jorge IV Rey de Gran Bretaña e Irlanda (1820-1830) y rey de Hannover (1820-1830) Nació el 12 de agosto de 1762 en Londres. Hijo mayor del rey Jorge

    • Primeros años
    • Matrimonio Ilegal
    • Salud Mental de Jorge III Y Breve Regencia
    • Deudas Del Príncipe Y Matrimonio Legal
    • Príncipe Regente
    • Muerte de Jorge III Y Ascenso Al Trono de Jorge IV
    • Coronación Y Reinado
    • Declive Y Muerte
    • Legado
    • Títulos

    Jorge nació en el pa­la­cio de St. James el 12 de agos­to de 1762, sien­do el pri­mo­gé­ni­to de los 15 hijos del rey Jorge III del Reino Unido y de la du­que­sa ale­ma­na Car­lo­ta de Me­cklem­bur­go-Stre­litz. Al ser pri­mo­gé­ni­to varón de un so­be­rano bri­tá­ni­co, ad­qui­rió de forma au­to­má­ti­ca los tí­tu­los de duque de Cor­nua­lles y duque de Rot­he­say desde su na­ci­mien­to. El rey Jorge III le otor­gó el tí­tu­lo de prín­ci­pe de Gales y conde de Ches­ter el 19 de agos­to. El 8 de sep­tiem­bre, fue bau­ti­za­do por Tho­mas Se­cker, ar­zo­bis­po de Can­ter­bury; sus pa­dri­nos fue­ron su tío ma­terno, Car­los II de Me­cklen­bur­go-Stre­litz (duque desde 1794), su tío-abue­lo, Gui­ller­mo Au­gus­to, duque de Cum­ber­land, y su abue­la, Au­gus­ta de Sa­jo­nia-Got­ha, prin­ce­sa viuda de Gales. Jorge IV fue un ex­ce­len­te es­tu­dian­te, apren­dien­do rá­pi­da­men­te a ha­blar no solo in­glés, sino tam­bién fran­cés, ale­mán e ita­liano. Tam­bién to­ca­ba el vio­lon­che­l...

    Poco des­pués de cum­plir los 21 años, Jorge se enamo­ró de una ca­tó­li­ca, María Ana Fitz­her­bert, seis años mayor que él y que había en­viu­da­do dos veces. El Acta de Es­ta­ble­ci­mien­to (1701) es­ti­pu­la­ba que cual­quier miem­bro de la fa­mi­lia real que se des­po­sa­ra con un ca­tó­li­co per­día su de­re­cho a la su­ce­sión. Por otra parte, el Acta de Ma­tri­mo­nios Reales, apro­ba­da en 1772, es­ta­ble­cía que el prín­ci­pe de Gales ne­ce­si­ta­ba el con­sen­ti­mien­to del rey para ca­sar­se, y como era ló­gi­co, el mo­nar­ca jamás daría su per­mi­so. No obs­tan­te, la pa­re­ja con­tra­jo ma­tri­mo­nio en Lon­dres el 15 de di­ciem­bre de 1785. Le­gal­men­te la unión era nula, al no con­tar con el con­sen­ti­mien­to real. Sin em­bar­go, la se­ño­ra Fitz­her­bert creía ló­gi­ca­men­te que era la única y le­gí­ti­ma es­po­sa del prín­ci­pe de Gales, po­nien­do las leyes de la Igle­sia ca­tó­li­ca por en­ci­ma de las leyes del Es­ta­do y de la Igle­sia de In­gla­te­rra. Por m...

    Jorge III su­fría de una en­fer­me­dad he­re­di­ta­ria, co­no­ci­da como por­fi­ria. En el ve­rano de 1788, la en­fer­me­dad afec­tó la salud men­tal del rey, que­dan­do in­ca­pa­ci­ta­do para cum­plir sus fun­cio­nes. Pero aun así, con­si­guió de­mo­rar la se­sión par­la­men­ta­ria del 25 de sep­tiem­bre al 20 de no­viem­brede 1788. Du­ran­te la pró­rro­ga, sin em­bar­go, Jorge III vol­vió a en­lo­que­cer, lle­gan­do a ser una ame­na­za con­tra sí mismo, y el Par­la­men­to —vuel­to a con­vo­car en no­viem­bre— no po­dría re­ci­bir del rey el acos­tum­bra­do Dis­cur­so desde el Trono du­ran­te la Se­sión de Aper­tu­ra. El Par­la­men­to se en­con­tró en una po­si­ción de­li­ca­da: según la ley es­ta­ble­ci­da desde hacía mucho tiem­po, no se po­dría pro­ce­der a le­gis­lar hasta que el rey pu­die­ra pro­nun­ciar su dis­cur­so desde el Trono en la se­sión de aper­tu­ra. Aun­que teó­ri­ca­men­te es­ta­ba im­pe­di­do de hacer algo así, el Par­la­men­to co­men­zó a dis­cu­tir una Re­gen­...

    Las deu­das del prín­ci­pe de Gales con­ti­nua­ban au­men­tan­do; su padre re­cha­zó ayu­dar­le a menos que con­tra­je­ra ma­tri­mo­nio. La ele­gi­da fue su prima, Ca­ro­li­na de Bruns­wi­ck-Wol­fenbüttel. El ma­tri­mo­nio se ce­le­bró en el pa­la­cio de St. James, el 8 de abril de 1795. De este en­la­ce nació una hija: 1. Carlota Augusta (Carlton House, 7/1/1796 – Claremont House, Esher, Surrey, 6/11/1817), casada con Leopoldo de Sajonia-Coburgo-Saalfeld, futuro rey de Bélgica. La unión, sin em­bar­go, fue un com­ple­to fra­ca­so. Se se­pa­ra­ron for­mal­men­te in­me­dia­ta­men­te des­pués del na­ci­mien­to de su hija —de la cual se decía era un «mi­la­gro», pues fue con­ce­bi­da en uno de los tres úni­cos con­tac­tos ín­ti­mos que hubo entre los prín­ci­pes de Gales—, y per­ma­ne­cie­ron así el resto de sus vidas. El prín­ci­pe de Gales se­gui­ría unido a la se­ño­ra Fitz­her­bert —a pesar de va­rios pe­río­dos de dis­tan­cia­mien­to— por mu­chos años, hasta 1811, cuan­do sus re­l...

    A fi­na­les de 1810, Jorge III tuvo una re­caí­da en su en­fer­me­dad men­tal poco tiem­po des­pués de la muer­te de su hija menor y pre­di­lec­ta, la prin­ce­sa Ame­lia. El Par­la­men­to es­tu­vo de acuer­do en pro­ce­der igual que en 1788. Sin el con­sen­ti­mien­to del rey, el Lord Can­ci­ller co­lo­có el Gran Sello del Reino en las le­tras pa­ten­tes para de­sig­nar a los lores co­mi­sio­na­dos. Estos, en nom­bre del rey, die­ron el asen­ti­mien­to real al Acta de Re­gen­cia (1811). El Par­la­men­to hizo va­rias res­tric­cio­nes en los po­de­res del prín­ci­pe-re­gen­te (como sería co­no­ci­do de ahí en ade­lan­te el prín­ci­pe de Gales), que des­a­pa­re­cie­ron al año de que se apro­ba­ra el Acta. Cuan­do el prín­ci­pe de Gales se con­vir­tió en prín­ci­pe-re­gen­te, uno de los con­flic­tos po­lí­ti­cos más im­por­tan­tes a los que se en­fren­ta­ba el país con­cer­nía a la Eman­ci­pa­ción ca­tó­li­ca, el pro­yec­to para qui­tar a los ca­tó­li­cos las di­ver­sas in­ha­bi­li­da­de...

    Cuan­do Jorge III murió el 29 de enero de 1820, el prín­ci­pe-re­gen­te as­cen­dió al trono como Jorge IV, sin nin­gún cam­bio real en sus po­de­res. Para aquel en­ton­ces, Jorge IV es­ta­ba exa­ge­ra­da­men­te obeso y era po­si­ble­men­te adic­to al láu­dano. Tam­bién mos­tra­ba al­guno de los sín­to­mas de la en­fer­me­dad que afec­tó a su padre. Las re­la­cio­nes de Jorge IV con su es­po­sa Ca­ro­li­na se ha­bían de­te­rio­ra­do to­tal­men­te para el mo­men­to de su ac­ce­so al trono. Ha­bían vi­vi­do se­pa­ra­dos desde 1796 y ambos te­nían aman­tes. Ca­ro­li­na había aban­do­na­do el Reino Unido para via­jar por Eu­ro­pa, pero de­ci­dió vol­ver para la co­ro­na­ción de su ma­ri­do, ha­cien­do pú­bli­cos sus de­re­chos. Sin em­bar­go, Jorge IV re­cha­zó re­co­no­cer a Ca­ro­li­na como reina, or­de­nan­do a los em­ba­ja­do­res bri­tá­ni­cos que se ase­gu­ra­ran de que los mo­nar­cas de las cor­tes ex­tran­je­ras hi­cie­ran lo mismo. Por orden real, el nom­bre de Ca­ro­li­na fue om...

    La co­ro­na­ción de Jorge IV fue os­ten­to­sa y muy cara, cos­tan­do cerca de £ 943 000. La co­ro­na­ción fue un even­to muy po­pu­lar. Mu­chos lle­ga­ron desde todos los rin­co­nes del im­pe­rio para com­prar sou­ve­nirs y con­se­guir las co­pias del re­tra­to de la co­ro­na­ción hecho por Sir Tho­mas La­wren­ce. En 1822, Jorge vi­si­tó Edim­bur­go. Su vi­si­ta a Es­co­cia era la pri­me­ra rea­li­za­da por un mo­nar­ca reinan­te desde que Car­los II de In­gla­te­rra via­ja­ra allí en 1650. La vi­si­ta fue or­ga­ni­za­da por Sir Wal­ter Scotty au­men­tó la po­pu­la­ri­dad del rey. No obs­tan­te, Jorge IV pasó la mayor parte de su reina­do re­clui­do en el cas­ti­llo de Wind­sor, pero con­ti­nuó in­ter­fi­rien­do en asun­tos po­lí­ti­cos. Al prin­ci­pio, se creyó que apo­ya­ría la Eman­ci­pa­ción ca­tó­li­ca, pero sus opi­nio­nes an­ti­ca­tó­li­cas lle­ga­ron a estar muy cla­ras en 1824. La in­fluen­cia de la co­ro­na era tan gran­de, y el poder de los to­ries bajo el mando de lord L...

    El con­su­mo ex­ce­si­vo de al­cohol y el es­ti­lo de vida in­dul­gen­te de Jorge ha­bían afec­ta­do su salud a fines de la dé­ca­da de 1820. Cuan­do to­da­vía era Prín­ci­pe de Gales, se había vuel­to obeso de­bi­do a sus in­men­sos ban­que­tes y su co­pio­so con­su­mo de al­cohol, lo que lo con­ver­tía en el blan­co del ri­dícu­lo en las raras oca­sio­nes en que apa­re­cía en pú­bli­co; en 1797 su peso había al­can­za­do 245 li­bras (111 kg). En 1824, su corsé es­ta­ba hecho para una cin­tu­ra de 50 pul­ga­das (130 cm). Su­fría de gota, ar­te­rios­cle­ro­sis, edema pe­ri­fé­ri­co (hi­dro­pe­sía) y po­si­ble­men­te por­fi­ria. En sus úl­ti­mos años pa­sa­ba días en­te­ros en cama y su­fría es­pas­mos de ahogo que lo de­ja­ban medio as­fi­xia­do. Los úl­ti­mos años de Jorge es­tu­vie­ron mar­ca­dos por un cre­cien­te de­te­rio­ro fí­si­co y men­tal y un aban­dono de los asun­tos pú­bli­cos. En pri­va­do, un ayu­dan­te prin­ci­pal del Rey con­fió a su dia­rio: "No exis­te un perro má...

    Jorge fue des­cri­to como el "pri­mer ca­ba­lle­ro de Inglaterra" de­bi­do a su es­ti­lo y mo­da­les. Era bri­llan­te, in­te­li­gen­te y co­no­ce­dor, pero su pe­re­za y glo­to­ne­ría lo lle­va­ron a des­per­di­ciar gran parte de su ta­len­to. The Times es­cri­bió que siem­pre pre­fe­ri­ría "una niña y una bo­te­lla a la po­lí­ti­ca y un sermón". El pe­río­do de la Re­gen­cia vio un cam­bio en la moda que fue de­ter­mi­na­do en gran me­di­da por él. Des­pués de que los opo­si­to­res po­lí­ti­cos pu­sie­ron un im­pues­to sobre el polvo de la pe­lu­ca, aban­do­nó el uso de una pe­lu­ca em­pol­va­da en favor del ca­be­llo na­tu­ral. Lle­va­ba co­lo­res más os­cu­ros que los que es­ta­ban de moda an­te­rior­men­te, ya que ayu­da­ban a di­si­mu­lar su talla, pre­fe­ría pan­ta­lo­nes sobre las ro­di­llas por­que eran más hol­ga­dos, y po­pu­la­ri­zó un cue­llo alto con paño para el cue­llo por­que ocul­ta­ba su pa­pa­da. Su vi­si­ta a Es­co­cia en 1822 llevó al re­na­ci­mien­to, si no a l...

    12 – 19 de agosto de 1762: Su Alteza Realel Duque de Cornualles
    19 de agosto de 1762 – 29 de enero de 1820: Su Alteza Realel Príncipe de Gales
    5 de enero de 1811 – 29 de enero de 1820: Su Alteza Realel Príncipe Regente
    1 de octubre de 1814 - 29 de enero de 1820: Su Alteza Real el Príncipe Heredero de Hannover.
    • Primeros años
    • El Matrimonio Ilegal
    • Breve Regencia Y Enfermedad Mental de Su Padre
    • Matrimonio Legal
    • Regencia Del Príncipe de Gales
    • Muerte de Jorge III Y Coronación
    • Reinado Y Muerte

    Jorge Augusto Federico nació en el palacio de St. James el 12 de agosto de 1762, siendo el primogénito de los 15 hijos del rey Jorge III del Reino Unido y de la duquesa Carlota de Mecklemburgo-Strelitz. Al ser primogénito varón de un soberano británico, adquirió de forma automática los títulos de duque de Cornualles y duque de Rothesaydesde su nacimiento. El rey Jorge III le otorgó el título de príncipe de Gales y conde de Chester el 19 de agosto de 1762. El 8 de septiembre del mismo año, fue bautizado por Thomas Secker, arzobispo de Canterbury; sus padrinos fueron su tío materno, Carlos II de Meckenburgo-Strelitz (duque desde 1794), su tío-abuelo, Guillermo Augusto, duque de Cumberland, y su abuela, Augusta de Sajonia-Gotha, princesa viuda de Gales. Jorge IV fue un excelente estudiante, aprendiendo rápidamente a hablar no sólo inglés, sino también francés, alemán e italiano. Al cumplir los 21 años en 1783, obtuvo una asignación de £60.000 del Parlamento y otra anual de £50.000 de s...

    Poco después de cumplir los 21 años, Jorge se enamoró de una católica María Ana Fitzherbert, seis años mayor que él y que había enviudado dos veces. El Acta de Establecimiento (1701) estipulaba que cualquier miembro de la familia real que se desposara con un católico perdía su derecho a la sucesión. Por otra parte, el Acta de Matrimonios Reales, aprobada en 1772, establecía que el príncipe de Gales necesitaba el consentimiento del rey para casarse, y como era lógico, el monarca jamás daría su permiso. No obstante, la pareja contrajo matrimonio en Londres el 15 de diciembre de 1785. Legalmente la unión era nula, al no contar con el consentimiento real. Sin embargo, la Sra. Fitzherbert creía lógicamente que era la única y legítima esposa del príncipe de Gales, poniendo las leyes de la Iglesia católica por encima de las leyes del Estado y de la Iglesia de Inglaterra. Por motivos políticos, la unión permaneció en secreto y la Sra. Fitzherbert prometió no publicar ningún documento del en...

    Jorge III sufría de una enfermedad hereditaria, conocida como porfiria. En el verano de 1788, la enfermedad afectó la salud mental del rey, quedando incapacitado para cumplir sus funciones. Pero aun así, consiguió demorar la sesión parlamentaria del 25 de septiembre al 20 de noviembre de 1788. Durante la prórroga, sin embargo, Jorge III volvió a enloquecer, llegando a ser una amenaza contra sí mismo, y el Parlamento —vuelto a convocar en noviembre— no podría recibir del rey el acostumbrado Discurso desde el Trono durante la Sesión de Apertura. El Parlamento se encontró en una posición delicada: según la ley establecida desde hacía mucho tiempo, no se podría proceder a legislar hasta que el rey pudiera pronunciar su discurso desde el Trono en la sesión de apertura. Aunque teóricamente estaba impedido de hacer algo así, el Parlamento comenzó a discutir una Regencia. En la Cámara de los Comunes, Charles James Fox declaró que el príncipe de Gales tenía automáticamente el derecho a ejerc...

    Las deudas del príncipe de Gales continuaban aumentando; su padre rechazó ayudarle a menos que él se casara. La elegida fue su prima, Carolina de Brunswick-Wolfenbüttel. El matrimonio se celebró en el palacio de St. James, el 8 de abril de 1795. De este enlace nació una hija: 1. Carlota Augusta (Carlton House, 7/1/1796 – Claremont House, Esher, Surrey, 6/11/1817), casada con Leopoldo de Sajonia-Coburgo-Saalfeld, futuro rey de Bélgica. La unión, sin embargo, fue un completo fracaso. Se separaron formalmente inmediatamente después de que naciera su hija —de la cual se decía era un «milagro», pues fue concebida en uno de los tres únicos contactos íntimos que hubo entre los príncipes de Gales—, y permanecieron así el resto de sus vidas. El príncipe de Gales seguiría unido a la Sra. Fitzherbert —a pesar de varios períodos de distanciamiento— por muchos años, hasta 1811, cuando sus relaciones quedaron rotas definitivamente. Incluso antes de conocer a la Sra. Fitzherbert, el príncipe de Ga...

    A finales de 1810, Jorge III tuvo una recaída en su enfermedad mental poco tiempo después de la muerte de su hija menor y predilecta, la princesa Amelia. El Parlamento estuvo de acuerdo en proceder igual que en 1788. Sin el consentimiento del rey, el Lord Canciller colocó el Gran Sello del Reino en las letras patentes para designar a los lores comisionados. Estos, en nombre del rey, dieron el asentimiento real al Acta de Regencia (1811). El Parlamento hizo varias restricciones en los poderes del príncipe-regente (como sería conocido de ahí en adelante el príncipe de Gales), que desaparecieron al año de que se aprobara el Acta. Se dice que fue él quien movió los hilos para la intervención británica en los movimientos independentistas de la América hispana. Cuando el príncipe de Gales se convirtió en príncipe-regente, uno de los conflictos políticos más importantes a los que se enfrentaba el país concernía a la Emancipación católica, el proyecto para quitar a los católicos las diversa...

    Cuando Jorge III murió el 29 de enero de 1820, el príncipe-regente ascendió al trono como Jorge IV, sin ningún cambio real en sus poderes. Para aquel entonces, Jorge IV estaba exageradamente obeso y era posiblemente adicto al láudano. También mostraba alguno de los síntomas de la enfermedad que afectó a su padre. Las relaciones de Jorge IV con su esposa Carolina se habían deteriorado totalmente para el momento de su acceso al trono. Habían vivido separados desde 1796 y ambos tenían amantes. Carolina había abandonado el Reino Unido para viajar por Europa, pero decidió volver para la coronación de su marido, haciendo públicos sus derechos. Sin embargo, Jorge IV rechazó reconocer a Carolina como reina, ordenando a los embajadores británicos que se aseguraran de que los monarcas de las cortes extranjeras hicieran lo mismo. Por orden real, el nombre de Carolina fue omitido de la liturgia de la Iglesia de Inglaterra. El rey buscó el divorcio, pero sus consejeros le sugirieron que no lo hi...

    La coronación de Jorge IV fue ostentosa y muy cara, costando cerca de £943.000. La coronación fue un evento muy popular. Muchos llegaron desde todos los rincones del imperio para comprar souvenirs y conseguir las copias del retrato de la coronación hecho por Sir Thomas Lawrence. En 1822, Jorge IV visitó Edimburgo. Su visita a Escocia era la primera realizada por un monarca reinante desde que Carlos II de Inglaterra viajara allí en 1650. La visita fue organizada por Sir Walter Scott y aumentó la popularidad del rey. No obstante, Jorge IV pasó la mayor parte de su reinado recluido en el castillo de Windsor, pero continuó interfiriendo en asuntos políticos. Al principio, se creyó que apoyaría la Emancipación católica, pero sus opiniones anticatólicas llegaron a estar muy claras en 1824. La influencia de la corona era tan grande, y el poder de los tories bajo el mando de lord Liverpool como primer ministro tan fuerte, que la Emancipación católica parecía no tener esperanza. En 1827, sin...

  3. Jorge IV (George Augustus Frederick; 12 de agosto de 1762 - 26 de junio de 1830) fue rey del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda y Hannover desde el 29 de enero de 1820 hasta su muerte. Anteriormente había servido como el Príncipe Regente cuando su padre, George III, sufrió una recaída en la locura de una enfermedad que ahora se sospecha ...