Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 8.500.000 resultados de búsqueda

  1. Livia Drusila o Julia Augusta ( 59 / 58 a. C. - 29 d. C.), fue la tercera esposa del emperador Augusto. Era hija de Marco Livio Druso Claudiano, el cual se suicidó en la batalla de Filipos . Se casó en primeras nupcias con Tiberio Claudio Nerón, a quien dio dos hijos: Tiberio Claudio Nerón, futuro emperador, y Druso, gran general.

  2. 17/04/2021 · La primera gran dama del Imperio Romano Livia Drusila, emperatriz de Roma Esposa, madre, abuela, bisabuela y tatarabuela de emperadores, Livia Drusila fue durante más de 50 años una de las mujeres más poderosas de Roma sin dejar de encarnar el ideal de mujer romana. Imperio romano Antigua Roma Biografías Foto: Museo del Louvre (CC) Abel G.M.

  3. 13/03/2020 · Livia Drusila, la primera dama más influyente de Roma En femenino La tercera esposa de Augusto destacó por su poderosa personalidad, su astucia y su prestigio. Tiberio intentaría por todos los...

  4. 10/08/2022 · Livia Drusila, la mujer más poderosa de Roma, traicionada por 20 siglos de misoginia Esposa del emperador Augusto, fue descrita como una pérfida envenenadora. Su imagen ha cambiado mucho en los...

    • Guillermo Altares
  5. 13/05/2016 · Livia Drusilla (58 BCE - 29 CE) was the third wife of emperor Augustus of Rome, mother of emperor Tiberius, and grandmother of emperor Claudius. She was one of the great women in history who achieved prominence living in the shadow of a strong leader, serving silently as his advisor and confidant.

    • Donald L. Wasson
  6. Livia Drusila fue uno de los nombres femeninos más importantes de los inicios de la época imperial romana. Como esposa del emperador Augusto y luego como madre del emperador Tiberio, Livia ejerció un destacado poder en la sombra. Se define como la mujer más influyente, interesante, ambiciosa y a la vez respetable de toda la historia romana. Sumario

  7. 10/06/2021 · La historia de Livia Drusila es una de las más apasionantes de la antigua Roma. A lo largo de sus ochenta y seis años de vida pasó de ser una exiliada que sufrió penurias durante mucho tiempo a ser la primera emperatriz de Roma por su unión con Octaviano, el futuro emperador Augusto.