Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 2.300.000.000 resultados de búsqueda

  1. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando es la institución artística de más larga trayectoria y mayor vigencia cultural en España. Se inauguró oficialmente en 1752 durante el reinado de Fernando VI y, desde 1773, tiene su sede en el palacio de Goyeneche en Madrid, diseñado por José de Churriguera y adaptado al gusto neoclásico por Diego de Villanueva.

    • Academia

      Academia Conoce la institución. La Real Academia de Bellas...

    • Museo

      Museo - Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

    • Archivo-Biblioteca

      Archivo-Biblioteca - Real Academia de Bellas Artes de San...

  2. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ( RABASF) es una institución integrada en el Instituto de España. Fue creada por Real Decreto de 12 de abril de 1752 y su sede está en Madrid. Índice 1 Historia 2 Sedes 3 Museo 3.1 Pintura española 3.2 Francisco de Goya 3.3 Pintura extranjera 3.4 Otras colecciones 4 Académicos (2018)

  3. El hecho más notable que afectó en el siglo XIX a la Real Academia de San Fernando fue la segregación de la enseñanza de las bellas artes que, desde 1844, se impartirían en la nueva Escuela de Nobles Artes. Ésta dependía inicialmente de la Academia pero fue el primer paso hacia la radical separación de la enseñanza que, paradójicamente, había sido su razón de ser en el ánimo de de los fundadores.

  4. 10/11/2021 · Nació en el siglo XVIII con vocación innovadora y hoy la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando sigue siendo una institución viva basada en el estudio y la difusión del arte. Historia National Geographic se adentra en ella con honores: de la mano de quien hasta 2016 ha sido conservadora de su museo. Historia de España Historia del arte

  5. Su museo alberga obras maestras del arte español, italiano y flamenco: Goya, Zurbarán, Arcimboldo, Rubens...

  6. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando Como era previsible, con la llegada de la I República se redactaron y aprobaron unos nuevos Estatutos que no obstante son literalmente los mismos que los isabelinos de 1864, salvo leves matices, un cambio en el título de la corporación y la presencia de una nueva sección.