Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 9.510 resultados de búsqueda
  1. Anuncio
    relacionado con: dinastía selyúcida
  1. Los selyúcidas, selchucos o selyuquíes fueron una dinastía turca oğuz que reinó en los actuales Irán e Irak, así como en Asia menor, entre mediados del siglo XI y finales del siglo XIII. Llegaron a Anatolia procedentes del Asia Central a finales del siglo X, causando estragos en los pueblos bizantinos y árabes, que acabaron con el Califato abasí y debilitaron considerablemente al Imperio bizantino con su empuje religioso hacia Occidente. Los turcos selyúcidas son ...

  2. El sultanato selyúcida o gran sultanato selyúcida fue un imperio musulmán sunní túrquico-persa de la alta edad media, originario de la rama Qiniq de los turcos oguz. Llegaron a Anatolia procedentes del Asia Central a finales del siglo X dirigidos por Selyuq, que dio su nombre tanto al sultanato como a la dinastía selyúcida, y entre mediados del siglo XI y finales del siglo XIII, causaron estragos entre bizantinos y árabes, acabaron con el Califato abasí y debilitaron ...

    • Historia
    • Orígen
    • Decadencia
    • Fuentes

    En Anatolia (siglo XI-XIII), desplazando a los bizantinos y prolongándose su estancia a aquél espacio sobre las de los otros territorios. La dinastía de los turcos selyúcidas se ramificó en varias casas reinantes, de las cuales la más duradera fue la de los turcos del Rum (que se perpetuó hasta el siglo XIV), aunque tras las invasiones mongolas y superando la Edad Media, la más exitosa tribu turca sería la de los otomanos, escisión de los selyúcidas.

    Los selyúcidas tuvieron su origen en una tribu oghuz asentada en Asia Central, convertida al Islam desde el siglo X y de economía nómada. Desde época de Siljuk, líder de la tribu selyúcida (de ahí su nombre), los turcos migraron sobre sus vecinos persas, en el actual Irán, enfrentándose a ellos y demostrando su gran combatividad. La dinastía gaznaví que regía en Irán tenía también un origen turco, y su poder se extendía más allá del Jorasán hasta Afganistán y parte de la India. En un principio, durante el reinado del poderoso sultán Mahmud, los selyúcidas fueron contenidos, pero, muerte este en 1030, su reino se debilitó, lo que favoreció el avance de los turcos fronterizos. En menos de diez años, la dinastía gaznaví sucesora de Mahmud fue derrotada y desplazada del Jorasán hacia la India, mientras los selyúcidas se asentaban en Irán.

    La política seguida por los sultanes selyúcidas y la propia dinámica interna de los turcos los convertían en un poderoso Estado respaldado por un muy efectivo ejército, pero frágil en sus estructuras clánicas, que provocaban la fragmentación política y la debilidad del Sultanato. Para recompensar la participación de los líderes selyúcidas en los siempre presentes conflictos, el sultán los regalaba con tierras del iqta, señoríos con autonomía para la manutención de sus ejércitos, que terminaron por convertirse en principados independientes que avivaban la guerra civil y a los que tuvieron que enfrentarse los últimos sultanes sin demasiado éxito. Desde finales del siglo XI el imperio selyúcida empezó a fragmentarse, en buena medida por la tendencia a la división de los estados por parte de los sultanes entre sus descendientes. Los sultanatos resultantes se enfrentaban entre sí, y además, a los cruzados que empezaban a llegar de Occidente (desde 1095). De tal modo que el imperio comenz...

    • Historia
    • Intercambios Culturales
    • Ejército
    • población
    • Véase también
    • Bibliografía
    • Enlaces Externos

    Partición del Imperio de Alejandro

    Alejandro Magno conquistó el Imperio aqueménida en un breve espacio de tiempo y murió joven, dejando un extenso imperio parcialmente helenizado sin un heredero adulto. El imperio se puso bajo la autoridad de un regente en la persona de Pérdicas en 323 a. C., y los territorios fueron divididos entre los generales de Alejandro, quienes se convirtieron en sátrapas por la Partición de Babilonia.

    Ascenso de Seleuco

    Los generales de Alejandro se enfrentaron por su supremacía sobre partes del Imperio, y Ptolomeo, uno de los generales y sátrapa de Egipto, fue el primer desafío al nuevo gobierno, lo que llevó a la desaparición de Pérdicas. Su rebelión condujo a una nueva partición del imperio en el Pacto de Triparadiso en 320 a. C. Seleuco, que había sido el "comandante en jefe del campamento" de Pérdicas desde 323 a. C., colaboró más tarde en su asesinato, recibiendo Babilonia en 312 a. C., y desde aquel p...

    Expansión hacia el oeste

    Después de su victoria junto a Lisímaco sobre Antígono Monóftalmos en la batalla de Ipsos en el año 301 a. C., Seleuco tomó el control de la Anatolia oriental y el norte de Siria. En esta última zona fundaría una nueva capital, llamada Antioquía, en honor a su padre. Una capital alternativa fue establecida en Seleucia del Tigris, al norte de Babilonia. El imperio de Seleuco alcanzó su máxima expansión a consecuencia de la derrota de Lisímaco, su antiguo aliado, en Corupedio (281 a. C.), con l...

    El Imperio seléucida ocupó un gran espacio geográfico, desde el mar Egeo a lo que hoy son Afganistán y Pakistán, creando un crisol de pueblos diversos, como griegos, iranios, asirios, judíos, hindúes, etc. El inmenso tamaño del imperio, seguido de su naturaleza aglutinadora, hizo que los gobernantes seléucidas se interesaran en aplicar la política de unidad racial iniciada por Alejandro. La helenización del Imperio seléucida se logró mediante la creación de ciudades griegas en todo el imperio. Los pueblos y ciudades históricamente importantes, como Antioquía, se crearon o fueron renombrados con nombres griegos más apropiados. La fundación de nuevas ciudades y pueblos se vieron beneficiadas por el hecho de que la Grecia continental se hallaba superpoblada, lo que hizo al vasto Imperio seléucida idóneo para la colonización. La cual se utilizó para los intereses griegos al tiempo que facilitaba la asimilación de muchos grupos nativos. Socialmente, lo que condujo a la adopción de las pr...

    Como muchos de los estados helenísticos formados tras la muerte de Alejandro Magno, los ejércitos seléucidas eran profesionales, basados en el modelo macedonio. Sus tropas eran principalmente de origen griego, suplementado por orientales, ya que el reino seléucida cubría gran parte del este del antiguo Imperio persa. Cuando se enfrentaban a otros diádocoslas victorias completas o la aniquilación de los ejércitos oponentes se evitaban, ya que era más fácil derrotar y reclutar a los soldados enemigos que entrenar a más, sobre todo por los costos de contratación. El objetivo de una batalla era convencer al oponente de que no podía vencer el combate, y muchos enfrentamientos concluyeron con una negociación. Factores muy pequeños, tales como el importe pagado por el rescate de los prisioneros, demostraron claramente a los seléucidas y otros estados sucesores de Alejandro lo que era vencer. Sus tropas se basaban en la falange macedonia, arqueros y caballería orientales, sobresaliendo en l...

    Pudo tener tres millones novecientos mil kilómetros de extensión en su época dorada hacia el 300 a. C.,[12]​[13]​ y alcanzar los 20 a 25 millones justo después de conquistar Asia Menor en el 280 a. C..[14]​ Estos se distribuían así: cinco a seis millones en Mesopotamia (especialmente el sur), dos en Bactria y Sogdiana, medio en Margiana, otro tanto en el centro y este persa, un millón en Susiana y el oeste persa, dos en Siria, otro tanto en Cilicia, otro tanto más en Palestina y Fenicia y cinco o más en el sur y oeste de Asia Menor. Se desconocen datos para regiones orientales como Carmania, Gedrosia, Drangiane, Arachosia, Media, Partia, Hircania y Aria pero no deben subestimarse.[15]​ Luego se redujo lentamente hasta los veinte otra vez cuando conquistaron Fenicia y Palestina en el 190 a. C. y a pesar de perder Asia Menor poco después, su demografía cayó drásticamente sólo en el 140 a. C., cuando perdieron Mesopotamia ante los partos.[14]​

    Grecia cuna de Occidente de Peter Levi. Ediciones Folio S.A. (ISBN 84-226-2616-0).
    La Historia y sus protagonistas, Ediciones Dolmen, 2000.
    A. Houghton, C. Lorber, Seleucid Coins. A Comprehensive Catalogue, Part I, Seleucus I through Antiochus III, With Metrological Tables by B. Kritt, I-II, New York - Lancaster - London, 2002.
    Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Imperio seléucida.
    Livius, El Imperio Seléucidaby Jona Lendering
    Bibliography.aspx Seleukid Bibliography (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).maintained at the History Department of Utrecht University
  3. Categoría:Dinastía selyúcida. De Wikipedia, la enciclopedia libre. Ir a la navegación Ir a la búsqueda. El artículo principal de esta categoría es: Dinastía selyúcida. Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Dinastía selyúcida.

    • Antecedentes
    • Guerra Con Los Gaznávidas O Gaznavíes
    • Máxima Expansión
    • Batalla de Kapetron O Kapretou
    • Asedio de Mantzikert
    • Recaptura de Bagdad
    • Alp Arslan

    Los seljúcidas, selyúcidas, seljucos o seljuquíes fueron una dinastía turca de los oghuzque reinó en los actuales Irán e Irak, así como en Asia menor entre mediados del siglo XI y finales del siglo XIII. Llegaron a Anatolia procedentes del Asia Central a finales del siglo X, causando estragos en las provincias bizantinas y árabes, que acabaron con el Califato abasí y debilitaron considerablemente al imperio Bizantino con su empuje religioso hacia Occidente. Eran en origen un clan de la tribu turca oghuz de los kinik, asentada al norte del mar de Aral. En el siglo X se convirtieron al islam y migraron hacia el sur dirigidos por un jefe llamado Seljuq ibn Duqaq, del que procede el nombre de la dinastía. Seljuq originario de la zona de Djand (al este del Mar de Aral), sumándose al proceso migratorio, a través de Transoxiana, adónde entró al servicio de un emirsamani, primero, y de un karakhani o qarajanidespués. Desde esa posición los recién llegados aventureros pudieron admirar los pr...

    A la muerte de Seljuq, su hijo Israil prosiguió el avance al sur, chocando con el gran sultán Mahmud, de la dinastía de los gaznávidas, quien contuvo el avance seljúcida derrotando y haciendo prisionero a Israil. Igualmente, Mahmud los contuvo, pero no los aniquiló, y a su muerte (1030), aprovechando la crisis sucesoria de los gaznávidas, los nómadas seljúcidas retomaron su avance con más fuerza. El descontrol reinante fue aprovechado por Sagri y Tugrul para capturar de las grandes ciudades de Merv, Tus, Nisapur y Tabas.

    El siguiente paso de los seljúcidas, autoproclamados defensores de la ortodoxia sunni, fue acudir en defensa del Califa Abásida contra el enemigo herético de los chiítas, personificados por los buwayhíes (buyíes) de Irak y losfatimíesde Egipto. La entrada en Bagdad de Tugrül, acontecida en 1.055, fue saludada con júbilo por los sunitas, que se mostraron encantados ante el desmoronamiento de la autoridad de sus adversarios, acontecido sobre todo tras la derrota del despreciado visir al-Basasiri. Hacia 1.058 Tugrül se había convertido, con la venia del Califa, en rey y sultán de Oriente y Occidente, mientras sus primos y tíos establecían precarios emiratos entre Yuryán y Azerbaiján. Los territorios que administraba entraron en contacto con los bizantinos de Armenia y Anatolia y las posesiones fatimíes de Palestina. En 1.054 Toghrul de Beg condujo a sus tropas en el distrito de Van y se extendió devastación en todas partes. El Rey, Gagik-Abas, fue derrotado en la batalla y se refugió d...

    Tras la destrucción de Arzen, el emperador bizantino Constantino IX envió al señor guerrero georgiano Liparit IV, duque de Trialeti, a quien los bizantinos habían ayudado en su lucha contra el rey georgiano Bagrat IV, para unirse contra el avance de los turcos seljúcidas. Se reunió un ejército bizantino-georgiano de unos 50.000 efectivos, bajo el mando de los generales bizantinos Aarón y Katakalon Kekaumenos, y el georgiano Liparit IV, que se encontraron con los seljúcidas en Kapetron o Kapetrou (actual Hasan Kale). En una feroz batalla nocturna, los aliados cristianos lograron repeler a los turcos, y Aarón y Kekaumenos, al mando de los dos flancos, persiguieron a los turcos. En el centro, sin embargo, Yinal logró capturar al príncipe georgiano Liparit, un hecho de que los dos comandantes bizantinos no fueron informados hasta después de que dieron gracias a Dios por su victoria. Sin embargo, Ibrahim Yiinal pudo salir con relativa seguridad del territorio bizantino, cargado de botine...

    Tugrül a continuación derrotó a los armenios en Kars y tras tomar Arjish a avanzó a la fortaleza de Mantzikert (Malazgirt), poniéndola bajo asedio. Al no poderla tomar al asalto, acercó una inmensa máquina que había sido utilizado por Basilio II y que requería para su arrastre de 400 hombres. El gobernador de la ciudad se atemorizó al verla y ofreció una cuantiosa cantidad de dinero a quien la destruyera. Un mercenario franco se prestó a ello. Ató un papel en la punta de su lanza y ocultó entre sus ropas tres frascos de nafta, y saliendo de la ciudad se dirigió a la ballista. Los seljúcidas le tomaron por un emisario e imaginaron que se acercaba a la máquina de guerra por curiosidad. Pero cuando se encontraba en frente de la máquina y para consternación de los turcos, sacó los frascos de nafta y los arrojó contra la máquina, incendiándola regresando al galope. Tugrül tuvo que levantar el asedio no solo por la destrucción de la máquina, sino también por las numerosas máquinas que dis...

    Los chiítas, sintiendo la persecución fanática de los ghazis, cerraron filas en torno al desterrado visir al-Basasiri y empezaron a crear problemas desde sus bases en Siria. Una revuelta por parte de fuerzas turcas bajo su hermanastro Ibrahim Yinal llevó a un levantamiento en contra de los seljúcidas y la pérdida de Bagdad a manos de los fatimidas en 1.058, apoyado por refuerzos del califa de El Cairo, consiguió recuperar Bagdad y expulsar a la corte abasida, que fue acogida en el exilio por un jeque árabe. No obstante, Tugrül no se desesperó. Contaba aún con la aceptación de la mayoría de sus parientes (entre ellos, los hijos de su hermano Sagri) y con el apoyo de algunos jefes turcomanos por lo que, valiéndose de este respaldo, se decidió a eliminar, de una vez y para siempre, las amenazas que se cernían sobre su liderazgo. Así, pues, marchó en primer lugar contra los revoltosos que habían subvertido el orden en Mesopotamia. Su campaña se cerró con una victoria rotunda sobre sus r...

    Tugrül Beg murió en 1.063. Había llegado a convertirse en el primer sultán de los grandes seljúcidas. Fue sucedido, no sin que antes mediaran luchas fratricidas, por uno de sus sobrinos, Alp Arslan (que significa león atrevido) El plan de Arslan era hacerse dueño de las provincias invadidas, expulsando a los que cultivaban la tierra, con el fin de ser ocupado por sus propias tribus nómadas. Pueblos, alquerías, y plantíos fueron incendiados; los pozos fueron cegados con el fin de que los habitantes se confinaran en las inmediaciones de las ciudades fortificadas. Mediante este sistema consiguió despoblar muchas provincias de Asia Menor, que quedaron dispuestas para la ocupación, antes de que los seljúcidas empezasen a la conquista de las ciudades. La defensa bizantina era de hecho una red de fortalezas diseñadas para resistir los asaltos del enemigo, esperando que el enemigo se desgastase hasta la llegada de un ejército de socorro; la estrategia había funcionado contra ex-emiratos mus...

  1. Anuncio
    relacionado con: dinastía selyúcida