Yahoo Search Búsqueda en la Web

  1. Cerca de 32 resultados de búsqueda

  1. Federico II de Hohenstaufen (Iesi, 26 de diciembre de 1194-Castel Fiorentino, 13 de diciembre de 1250), llamado «stupor mundi» (asombro del mundo) y «puer Apuliae» (hijo de Apulia), fue rey de Sicilia y Jerusalén, y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

  2. Biografía. Federico Guillermo era el hijo del príncipe Augusto Guillermo de Prusia y de la duquesa Luisa Amalia de Brunswick-Wolfenbüttel.Nació en Berlín y se convirtió en heredero del trono al Reino de Prusia cuando murió su padre, en 1758, pues el hermano de este, Federico II el Grande, quien era el rey de Prusia, no tuvo hijos.

  3. Se rodeó de guardias y policías la manzana donde estaba ubicada la casa de los Rosales, y hasta se apostaron hombres armados en los tejados colindantes para impedir que por aquella vía tan inverosímil pudiera escaparse la víctima [Federico García Lorca, vol. II, p. 469]. Lorca fue trasladado al Gobierno Civil de Granada, donde quedó bajo ...

  4. 7 agosto, 2022 Boletín No. 0631/DCS Se busca eliminar riesgos por fauna nociva transmisora de enfermedades infeccionas Saltillo, Coahuila de Zaragoza a 7 de agosto de 2022.-

  5. Todo sobre la boda de Sofía González y Gilberto Encinas Gilberto Encinas y Sofía González contrajeron matrimonio y tuvieron como testigos a Sánchez Cordero, Ricardo Monreal y Zoé Robledo.

  6. En 1913, la estudiante Edith Stein se fue a Gottinga para asistir a las clases universitarias de Edmund Husserl, de quien llegó a ser discípula y asistente, consiguiendo con él el doctorado. Por aquellos tiempos, Edmund Husserl fascinaba al público con un nuevo concepto de verdad: el mundo percibido no solamente existía de forma kantiana, como percepción subjetiva.

  7. La palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos: Hijo de hombre, tú vives en medio de la casa de rebeldía: tienen ojos para ver y no ven, oídos para oír y no oyen, porque son una casa de rebeldía. Ahora, pues, hijo de hombre, prepárate un equipo de deportado y sal deportado en pleno día, a sus propios ojos.